sábado, 21 de abril de 2007

Reseña: Ocean

Ocean.

Guión: Warren Ellis.

Dibujo: Chris Sprouse.

Reseña de: Jamie M.

Norma Editorial. Barcelona, 2007. Título original: Ocean (recoge los núm. 1-6 USA). 160 páginas.

La verdad es que utilizar más de 150 páginas para contar esta historia es un poco tomadura de pelo. Utilizar seis comic-books en una anécdota que daba para mucho menos es o un indicativo de genialidad o un abuso para el lector. En este caso yo me quedo con la segunda hipótesis, y es que la trama, que no deja de ser atractiva e interesante, está estirada cual goma elástica casi hasta más allá de su punto de rotura. Hablando de comics con un amigo me comentaba que para él Warren Ellis es un guionista completo, porque es capaz de lo mejor y de lo peor, pasando por todos los sustratos intermedios; en esta ocasión se ha quedado sin duda en lo intermedio por querer alargar lo narrado hasta el doble de lo que fácilmente habría sido su longitud natural. Sigue haciendo gala de algunos diálogos estupendos, cargados de ironía y de mala baba (los del café de la jefa de la estación o los de la ingeniera Siobhan, una especie de marine espacial siempre a la espera de acción, no tienen desperdicio); y se maneja muy habilidosamente dentro de los parámetros de la ciencia ficción, bebiendo de multitud de fuentes (¡Ay! Esas reminiscencias a Atmósfera Cero del principio que tan poco duran, con esos mineros y esa doctora…) y presentando una propuesta a pesar de todo original.

Pero un cómic se compone de mucho más que eso y en este caso le falta mucha concreción.

La historia viene facturada con el dibujo de un buen artista como es Chris Sprouse, quien cumple perfectamente con el diseño y plasmación de todo ese mundo futuro plagado de elementos tecnológicos (desde las naves y las estaciones espaciales hasta las propias armas, ropas y gachets de los protagonistas), que domina correctamente la figura humana y que falla un tanto en los retratos de los rostros, cargándolos a veces de líneas innecesarias. En general es un dibujo muy agradable, que sirve a la perfección a la historia; aunque seguramente le hubiera venido muy bien que Ellis se hubiera centrado más y no hiciese falta recurrir a un buen montón de páginas con apenas un par de viñetas enormes o a una secuencia de seis páginas seguidas con los resultados de una explosión; que sí, que puede quedar muy espectacular, pero que ciertamente no es lo que uno espera después de haber pagado el precio de este volumen.

En resumen, es una buena historia desaprovechada por haber querido estirarla en demasía. Con la mitad de páginas y un buen ejercicio de síntesis seguramente este Ocean hubiera sido bastante mejor.