lunes, 23 de enero de 2012

Reseña: Tras el día del sol negro. Adraga

Tras el día del sol negro.
Adraga.

Juan Ángel Laguna Edroso.

Reseña de: Alb Oliver.
 
Grupo AJEC. Col. Excálibur. Granada, 2011. 420 págs
 
Interesante libro de Juan Ángel Laguna Edroso, zaragozano, ingeniero químico, y traductor freelance. Ganador de varios premios literarios, y con varias novelas a sus espaldas.
 
Con Adraga nos trae una novela cuanto menos impresionante. En el año mil, el Apocalipsis ha tenido lugar, tras un eclipse en el que en la tierra se llevó a cabo una purga que condenó o salvó a parte de la humanidad. Finalmente se llegó a un acuerdo entre Dios y el Diablo, y se produjo una especie de tregua. En esos momentos, lo que quedó de la humanidad tuvo que rehacer sus vidas.
 
Lo que nos propone Juan Luis Laguna Edroso, es una nueva versión de las cruzadas, en las que los que forman parte de ella pueden formar parte de Banderas, ejércitos  del Pietro de Roma (alusión al Papa, representante de San Pedro) en una mezcla de sometimiento monacal a una doctrina guerrera para ganar su salvación.

Las banderas son como instituciones independientes bajo mandato del Pietro, en las que tienen una serie de tradiciones y normas que velan por la pureza de sus integrantes. Vienen a estar regidas por jerarquías, a la vez que rangos, y aunque en combate queda claro que siguen a sus capitanes, se establece una clase de democracia en la toma de ciertas decisiones.
 
La Bandera en la que se centra el relato es la de Adraga, la más temida en Europa debido a su efectividad y fervor guerrero, logrando su honor a través de difíciles campañas en las que lucha por el Dios verdadero, y dando la gloria a guerreros que se convierten en legendarios.
 
A pesar de las fuertes connotaciones bélicas del relato, en muchas ocasiones vemos introspecciones dentro de los pensamientos de los múltiples personajes, acerca de sus dudas y vacilaciones a la vez que sobre sus convicciones.
 
Todo comienza con la Bandera llegando a una ciudad para ejercer un juicio sobre una posible traición a la cristiandad, que poco a poco va hundiéndolos en otras conspiraciones en las que han de demostrar su arrojo para cumplir su misión sagrada, cosa que les acaba afectando de formas que no esperarían, para descubrir que su destino está intentando ser dirigido por la voluntad de su enemigo.
 
Son muchos los personajes sobre los que recae la acción, cambiando de protagonista de un párrafo al otro, hilando situaciones que ocurren al mismo tiempo, uniéndolos en ocasiones en momentos clave. Tal vez la primera parte resulta un poco confusa al presentar a los personajes, pero conforme avanza y nos familiarizamos con ellos, el acostumbrarse al estilo viene solo.
 
Ya he comentado que se incluyen muchos personajes, y cada uno acaba siendo desarrollado de forma que puedes identificar claramente sus valores y motivaciones, muchas veces llevándote a sorpresas.
 
La épica del relato te lleva a través de distintas personalidades, motivadas por la gloria, la venganza, y en algunas discrepancias hacia los dogmas, pero todas encauzadas a la misma creencia, y la voluntad de acabar con el mal que asola a la humanidad.
 
En el libro aparecen retratadas multitud de culturas actuales, adaptadas a la época, que pueden llevar a alianzas increíbles en nuestros días, por ejemplo reinos islámicos luchando codo con codo con los cruzados, siguiendo una lógica aplicada a la eliminación del enemigo común.
 
Gran parte del libro se dedica a campañas militares, que ilustran ejemplos de todos los tipos, como asedios, cortes militares, organización de estrategia en grandes batallas o incursiones en ciudades. No falta acción, desde luego, pero todo planificado dentro de un esquema.
 
El escenario es básicamente una Europa feudal, con muchos tintes apocalípticos, como brujería o creaciones del diablo. Éstos son los seres a los que han de dar muerte, como kynos (humanos deformes que han sido corrompidos), dargos (humanos que han sido dotados de habilidades como recompensa a sus servicios y presentan formas bestiales) o los propios demonios, que campan por la tierra esperando el segundo Apocalipsis.
 
Hay parte de relevancia en lo oculto, como la aparición de conjuros dañinos (casi obviado, apenas utilizado en el relato) o la influencia oscura de algunos cruzados, dotados con capacidades para tener visiones del mundo maligno.
 
En cuanto al texto, podríamos visualizarlo como una superproducción cinematográfica, del estilo de las grandes batallas, más con la descripción de los personajes malvados, que incita a pensar en trasgos o trolls. A partir de la segunda parte, las localizaciones cambian frecuentemente a lo largo de toda Europa, lo que quizá falla al intentar expresar el factor tiempo transcurrido.
 
El cambio de personajes a la hora de centrar el hilo, queda muy bien desarrollado, quizás dejándote con ganas de saltarte una parte para ver cómo continúa la acción de otro grupo, debido a la tensión que crea la historia.
 
La mayor pega que encuentro, son algunos cabos o historias que quedan inconclusas en momentos álgidos, dejándote el final de la historia con ganas de que continúe, pues se queda una gran sensación de que está inconcluso. A pesar de ello, la tónica de la novela hace que resulte interesante, y bastante adictiva.