viernes, 18 de mayo de 2012

Reseña: Amistad

Amistad.
Una historia de Yáxtor Brandan.

Rodolfo Martínez.

Reseña de: Santiago Gª Soláns.

Sportula ediciones. Gijón, 2011.Edición no venal en libro electrónico (epub). 45 páginas.

Alternando con las novelas donde se dedica a glosar las aventuras de madurez de su personaje Yáxtor Brandan —dos hasta el momento: El adepto de la Reina y El Jardín de la Memoria, pero esperemos que haya más en el futuro—, Rodolfo Martínez ofrece a sus lectores, como complemento a estas y de forma gratuita, relatos cortos con episodios concretos de la juventud del adepto empírico, siendo este Amistad el segundo de ellos, tras el anterior Embrión. Para la ocasión el autor va a narrar las circunstancias en que un joven Yáxtor, con veintipocos años pero ya consolidado como un hábil agente de campo, va a conocer y a ponerse por primera vez a las órdenes de cierto personaje que posteriormente adquirirá gran importancia y protagonismo en sus aventuras venideras.

Y es que en verdad la mayor parte del protagonismo de esta historia va a recaer en Fléiter Praghem, agente del Capítulo de Información de la Confederación Occidental, desde cuya óptica va a ser narrada la historia, haciendo que el propio Yáxtor se muestre como una figura casi en segundo plano durante la mayor parte de la aventura, aunque desde luego sean sus acciones las que más importancia van a tener en la resolución del caso. Se establecen aquí las bases para la consolidación de una amistad que ha de desarrollarse en el futuro de los protagonistas. Se dan los primeros pasos mediante un sentimiento de admiración profesional y personal, que darán luego lugar al establecimiento de una relación de trabajo mucho más cercana y fructífera.

El adepto empírico al servicio de la Reina de Alboné, en una misión dirigida por Fléiter, ha de derrocar a Adunor Sarac, jerarca de la ciudad de Bagrephor, quien podría estar en negociaciones para aliarse con el bloque de El Martillo de Dios. Utilizando su gran habilidad con los mensajeros Yáxtor no va a encontrar demasiados problemas en cumplir con su parte, algo que va a llamar positivamente la atención del agente de la Confederación, aunque solo posteriormente van a descubrir ambos que la misión podría resultar más complicada y ocultar más implicados de los que se había supuesto en su origen.

Martínez, dando rienda suelta una vez más a sus «filias» religiosas, en cuanto a su fascinación como elemento subjetivo aglutinador de movimientos o de influencia modificadora de las mentes e idearios, presenta para la ocasión a un personaje, el profeta, quien reúne, tanto en su persona como en su entorno, unas más que evidentes reminiscencias a Jesucristo, dándole el irónico giro necesario para que el lector siga la lectura con complicidad y diversión, al tiempo que le sirve a su autor para plantear algunos de los recursivos temas que tan gratos le son.Y es que ya solo el nombre de la ciudad fundada en torno al lugar del origen, Jarsarén, y donde va a tener lugar parte de la acción,  retrotrae al de cierta ciudad sagrada para varias religiones de nuestra realidad.

El nacimiento de un peligroso culto en torno a la figura del iluminado y carismático profeta, va a llevar a Yáxtor y a Fléiten hasta la remota ciudad de Eirem, unas meras ruinas en medio del más inhóspito desierto, donde ciertas revelaciones van a dar un vuelco en las ideas preconcebidas que ambos traían en mente.

El conflicto enconado deja paso a la conspiración soterrada, sin solución concreta aquí, que une al relato con las novelas que narran hechos futuros. Como en Embrión, la lectura de este relato será mucho más satisfactorio para aquellos que hayan disfrutado ya de las anteriores aventuras —por publicación, no por cronología de su vida— del protagonista; Más que nada por el carácter «episódico» de la trama, una mera pieza en el puzle que es Yáxtor Brandan que deja con ganas de más, aunque sin embargo también podría considerarse un  buen punto de partida para adentrarse en su lectura, un pequeño «picoteo» antes de lanzarse sobre los platos principales. Todo un regalo, literalmente, para sus seguidores por parte de Martínez.

Y es que, como el anterior, el relato se puede descargar gratuitamente en formato electrónico —ePub y FB2 sin DRM— desde la página de la editorial, en el enlace:

==

Reseña de otras obras del autor:

    Sondela.