domingo, 16 de septiembre de 2012

Reseña: El pasaje

El pasaje.

Justin Cronin.

Reseña de: Alb Oliver

Books4pocket. Col. Narrativa. Barcelona, 2012. Título original: The Passage. Traducción: Eduardo G. Murillo. 1.020 páginas.

Por enésima vez, nos encontramos con un libro que toca uno de los temas que más de moda ha estado recientemente, los vampiros. La buena noticia es que como en la saga Trilogía de la Oscuridad de Guillermo del Toro, Justin Cronin se ha decidido con El Pasaje por una historia en la que los vampiros (aquí llamados virales) vuelven a ser seres temidos.

Justin Cronin se decide por una trilogía que engancha, en la que parece que homenajea las recientes versiones de zombis en las que todo tiene su origen en un virus, que poco a poco se expande creando el caos.

Todo comienza con una expedición a Sudamérica en la que se intenta encontrar el acceso a la vida eterna. Sabiendo de qué trata la novela, es evidente lo que se encuentra, con la diferencia de que ésta vez todo acaba bajo control militar, y habiendo introducido ese elemento, el siguiente paso lógico es comenzar con experimentos. Para variar, algo acaba saliendo mal, y ya tenemos la epidemia que asolará a la humanidad.

Todo se va complicando, pero resulta que una niña pequeña, Amy, parece destinada a involucrarse, y que da la sensación de poder hacer algo al respecto.


Esto sería vagamente el comienzo, en una historia al más puro estilo Expediente-X, en la que se ve una pareja de agentes especiales, vigilancia gubernamental y laboratorios secretos, pero no deja de ser algo casi anecdótico, pues la acción real de la historia pasa a desarrollarse muchos años en el futuro, en una época en la que la humanidad ha sido mermada, y de la que solo conocemos la existencia de una sociedad protegida del exterior mediante restos tecnológicos de una civilización antigua. La colonia sigue una estructura medieval, siendo una especie de ciudad fortificada que de cuando en cuando hace incursiones en el exterior y solo se preocupa de defenderse de los ataques de los virales.

Como es de esperar, un día las cosas cambian, y un grupo reducido decide que han de salir a cumplir un objetivo, guiados solo por su instinto y lazos de lealtad.

Justin Cronin ha logrado con El Pasaje una historia que engancha, definida en unas tres partes diferenciadas. La primera va sentando unas bases que presenta el origen del problema, del que en las siguientes se irán descubriendo algunas facetas. Como ya he dicho, presenta una historia clásica de cualquier serie de investigación sobre lo sobrenatural, pero a la vez sorprendente en la forma en la que se desarrollan los acontecimientos, con una resolución que se escapa de las suposiciones que nos pudiéramos hacer.

Para mayor confusión, pasamos a unos capítulos muy espaciados en el tiempo, en los que los hechos que ocurren tardan en relacionarse con el pasado, por lo que nos quedamos con una sensación de que todo ha sido un prólogo inconexo, pero tranquilos, conforme avance, veréis que las piezas terminan encajando. Durante lo que yo catalogo como “segunda parte”, veremos el día a día de la colonia, lo que sirve de presentación de los personajes, para conocer sus motivaciones y planes, aunque en ocasiones solo vengan dados en pos de sus necesidades.

La tercera parte es sin duda la más interesante, pues presenta el movimiento que será prólogo a las dos continuaciones del libro. En ella los protagonistas han de sobrevivir en terreno extraño, en una larga misión de la que apenas saben nada, y a la que se le suma el peligro de los virales. Descubrirán vestigios del pasado que les serán útiles, y les facilitarán la adaptación al nuevo medio.

A esto se le ha de sumar que muchas personas no infectadas comienzan a tener sueños extraños, que no les pertenecen, y les presentan varios nombres que les piden sometimiento. Algunos humanos empiezan a sufrir trastornos, y a actuar de forma extraña en su vida cotidiana…

Si tengo alguna queja de la historia es que en ocasiones todo se ralentiza, y puedes llegar a pensar que el relato nunca va a avanzar, no por falta de acción, sino por un estancamiento (por otro lado, siempre razonado en la trama) que te crea la sensación de que el objetivo se aleja cada vez más.

Los personajes están bien definidos, y el lector los va conociendo a la vez que ellos se descubren a sí mismos, siendo en momentos puntuales cuando ésto ocurre. Poco a poco se van perfilando, y descubren sus motivaciones, aunque en otras ocasiones se descubre algún secreto que ocultaban al resto.

Al ser el comienzo de una trilogía, puedo decir que el final del libro explota en un inmenso cliffhanger, con situaciones colgadas a las que solo les faltaba un gran “continuará…” pero habiendo visto algunos previos dentro del mismo libro, no me atrevería a apostar por que se desarrollen como se sugiere, posiblemente se vean sorpresas en la segunda parte. En este aspecto Cronin ha jugado mucho con dejar caer situaciones para más tarde descubrir cómo se solucionaron realmente.

Si disfrutáis con libros de grandes catástrofes y reductos que luchan por la supervivencia en un mundo infectado, claramente El Pasaje es una buena opción. En mi opinión refleja muy bien las conductas humanas ante determinadas situaciones, aunque en los protagonistas puede que exagere los lazos que los unen, pero no está de más recordar que vienen de una comunidad cerrada, con unos principios diferentes.

Habrá que esperar para conocer las continuaciones, y si finalmente logran la misión que ha recaído en ellos.


1 comentario:

David dijo...

Mas alla de lo que uno lea, es importante poder disfrutar de diversos libros. Justamente por esa razón, soy de buscar recomendaciones en internet, para tener mas opciones a la hora de comprar un libro. En el ultimo tiempo me estoy interesando por la literatura relacionada con la ciencia y por eso también recomiendo ello. Quisiera conseguir vuelos promocionales para irme de vacaciones en las próximas semanas y seguramente compre literatura de autores de otros países