miércoles, 26 de junio de 2013

Reseña: El hombre de acero

El hombre de acero.

Zack Snyder.

Reseña de: Alb Oliver.

Warner Bros, Legendary Pictures (in association with) Syncopy (as A Syncopy Production), DC Entertainment, Third Act Productions, 2013. Título original: Man of Steel. Duración: 143 minutos.

Sin ser un personaje que me parezca interesante, no me ha quedado más remedio que ver la película de Zach Snyder que relanza a Superman, que por fin le da una versión cinematográfica que rompe con el simplismo que presentaron las anteriores, tanto las de Christopher Reeve como Superman Returns, película cuyo fallo fue querer seguir la misma estela que sus predecesoras.

Si en aquella época la idea era demostrar que se podía hacer creer que un hombre podía volar, se cambia todo radicalmente para que se pueda tomar en serio al personaje creado en 1938. Siguiendo la tónica de las más recientes películas de superhéroes, se trata de una película que busca el impresionar, y que por fin la da escenas de lucha contra otros personajes que están a su altura (nada que ver con el hombre solar en Superman IV).

Como es inevitable, volvemos a ver una vez más el origen de Kal-El, ésta vez en un Krypton que resulta una mezcla de las distintas versiones que han ido apareciendo a lo largo del tiempo en los cómics, y se acerca bastante al que se vio reflejado en la serie de Supergirl pre-Universo 52. Escenarios bastante atractivos realizados por ordenador y un Jor.El un tanto aventurero, pues ha de enviar el cohete de su hijo mientras se ve envuelto en revueltas militares contra el consejo, quienes han sido en parte responsables de la destrucción del planeta.

Desde ese punto de partida la historia viene a ser como la conocemos, siendo recogido por los Kent, y viendo a través de flashbacks cómo el joven Clark va creciendo y desarrollando sus poderes. Resulta curioso que en una película con un personaje tan poderoso no se haga un uso excesivo del alarde, pues puede pasar medio metraje y apenas ha ocurrido nada. Durante ese tiempo, vamos conociendo el pasado, y poco a poco vemos cómo descubre sus raíces  encontrando las respuestas que ha ido buscando toda su vida.

Otra de las cosas a destacar es el cambio de statu quo en la relación con Lois Lane. Si seguimos la película, la faceta de Clark Kent como tímido y torpe periodista aún no aparece, pues ahora mismo se encuentra en una búsqueda de sí mismo, sin tener necesidad de la "tapadera" de la identidad secreta. Ello nos deja sin ese tira y afloja que daba su rivalidad profesional, pero sin embargo no se llega a echar de menos.

Llegados a ese punto, se cambia la tónica y llega el momento de tomar decisiones. Superman ha vivido entre los humanos sin revelarse, pero aparece una amenaza del espacio exterior, que lo reclama como uno de los suyos y amenaza con destruir la tierra si no lo entregan. A pesar de ser algo bastante manido, creo que para éste guión era lo idóneo, pues encontrándose sumido en su lucha interna entre quien es, y quien puede ser, es el empujón necesario. A lo largo de ésta segunda parte, comienzan otros conflictos de carácter psicológicos, en los que a pesar de no profundizar reflejan la esencia del personaje, huérfano de un mundo e invitado de otro, sintiéndose un elemento ajeno a ambos. Quizás el hecho de que no se tomasen más molestias en reflejar eso, se deba a que una vez aparecido el enemigo es hora de demostrar el potencial bélico o poderoso del personaje, y desde luego que se logra. A ésto hemos de añadir escenas con cazas, combates físicos y como no, un combate final, que seguramente resultará más que reconocible para quienes recuerden cierto juramento que hizo el Kryptoniano, y que define su estilo.

Dejando a un lado los efectos especiales, que no desmerecen, si nos fijamos en los personajes vemos cómo sus roles se han reflejado a la perfección. Tenemos a un Superman atado a su código moral, que se identifica perfectamente con un Clark Kent que se está descubriendo al mundo. Lois Lane, sigue siendo una reportera a la que no le importa tomar riesgos, y desde el primer momento se queda impresionada ante el descubrimiento del héroe. Por otro lado, los secundarios resultan fácilmente reconocibles, aunque algunos de ellos solo hacen pequeñas apariciones, como puedan ser Lana Lang o Pete Ross, pero otros, y pese a no tener protagonismo, nos llevan a recordar cómics leidos, como el profesor Emil Hamilton o Perry White. Mención especial a las parejas de padres, terrestres y kriptonianos, que sin lugar a dudas explican el carácter de Clark. Un pequeño guiño que se hace en la película es el personaje del coronel Nathan Hardy, al que se le llama "Guardián" a lo largo de la película, pero nada tiene que ver con el personaje conocido como Jim Harper, lo cual seguramente hubiera encantado a los fans.

En resumen, lejos de ser una maravilla que deje boquiabierta a quien la vea, la película sí merece buena crítica, con una historia bastante bien hilada y sin excesos, dando un toque realista (dentro de lo que se puede cuando hablamos de Superman y lo que le rodea) a un personaje que necesitaba algo así. Quizás si recientemente no hubiésemos sido bombardeados con películas de superhéroes podría haber llamado más la atención, pero si la idea es hacer una película de La Liga de la Justicia, creo que es la película idónea para introducir al Hombre de Acero en sus filas.


4 comentarios:

Dimitri dijo...

Buena reseña, muy completa.

A mi la peli me dejó frío, ni fu ni fa. Escenas memorables, mucha grandilocuencia, pero nada nuevo y un film de Superman que, como bien dices, parece que sólo cumpla el propósito de introducir al Hombre de Acero en la posible y posterior Liga de la Justicia.

Me supo a poco, la verdad.

Por si te interesa, te dejo la reseña que hice de la banda sonora compuesta por Zimmer: http://booksymusic.blogspot.com.es/2013/06/man-of-steel-hans-zimmer.html

Saludos.

Último Íbero dijo...

A mi la película me ha gustado mucho. Mis referencias al personaje de Superman son únicamente las tres primeras películas "clásicas" y algún que otro comic leído aquí y allá.

En ningún momento se me hizo pesada o lenta y la trama me pareció muy bien hilvanada en todo momento. Los efectos especiales están a la altura y los actores cumplen sobradamente su papel.

Henry Cavill borda el papel y aporta un toque de humanidad y, sobretodo, credibilidad al superhéroe.

alb dijo...

Saludos a ambos. Yo sinceramente creo que lo que la mató y le quitó parte del efecto que debía tener fue que se tardase tanto en rehacer al personaje. Se generó mucha expectación, y a pesar de que como película está muy bien, no me dejó impresionado. Lo mejor es el toque humano de Clark, se ve mejor reflejado que en otras versiones, incluso que en cómics, y su actitud, "chulesca" (últimas escenas, cuando el incidente con un satélite militar) ;-)

Dimitri, muchas gracias por tu reseña de la banda sonora, muy buena.

Último Íbero, mi problema es que me he vuelto demasiado exigente, (gracias doy por no vivir de hacer reseñas, los fans me matarían). Tras ver las películas de Dark Knight (sobre todo la primera) esperaba algo más chocante, me he quedado con la sensación de que me sabe a poco. Esperemos que segunda parte o película de la Liga de la Justicia, me hagan revalorar la película (e insisto, me ha gustado)

vanillastrawberry dijo...

Man of Steel me parece una buena película, esta historia de Clark Kent es una versión diferente.