jueves, 31 de octubre de 2013

Reseña: Revolution, 1ª temporada

Revolution.

Erik Kripke / J.J. Abrams.

Reseña de: Alb Oliver.

Kripke Enterprises, con Bad Robot y Warner Bros Television. USA, 2012. Título original: Revolution. Dos temporadas (en emisión).

Curiosa serie de J.J.Abrams (Alias) y Eric Kripke (Sobrenatural). Partimos de una base bastante interesante. Un evento ha hecho que toda la electricidad del planeta desaparezca, por lo que se vuelve a una civilización de épocas pasadas, en la que la gente se traslada en carros tirados por animales, hay barcos de vapor, vive en pequeñas urbes o poblados y se defiende con machetes. Obviamente, aún quedan vestigios de nuestros días, como armas de fuego, pero la mayoría han sido confiscadas por las distintas milicias pertenecientes a los nuevos estados creados.

Lo que podría ser una interesante visión de qué nos pasaría si tal cosa ocurriera, queda un poco eclipsado por la historia, en la que tenemos cosas surreales como luchas de diez soldados completamente armados luchando contra un solo hombre desarmado… que derrota a todos.

Por otro lado, y como era de esperar, el objetivo de la primera temporada pasa a ser la búsqueda de un modo de devolver la electricidad (que no sería algo tan extraño) pero se añaden elementos que se saltan la norma y que permiten a determinadas personas poder usarla a su conveniencia, por lo que se convierten en objetivos de las milicias (que se encuentran en guerra entre ellas, al más puro estilo Guerra Civil Americana), pues obviamente, permitiría usar arsenal bélico y lograr la dominación total.
Imagen promocional con la mayoría de los protagonistas principales
La acción tiene como inicio la clásica vendetta familiar. El padre de Charlie, una joven de unos 18 años es asesinado, y su hermano secuestrado, pues la milicia de Sebastián Monroe tiene como objetivo llevar al padre ante su líder, el General, porque parece tener la idea de que él está relacionado con el apagón. Antes de morir, el padre envía a Charlie a por Miles Matheson, asegurándole que él podrá rescatar a su hermano, y ahí comienza el periplo. A ellos se les une Aaron Pittman, amigo del padre de la joven, y uno de los gigantes de Internet, cuya vida al producirse el apagón y perder a su esposa, perdió todo el sentido.

Siguiendo a la trama principal, casi cada capítulo está regado con flashbacks que rememoran los comienzos de cada personaje tras la desaparición de la electricidad, y a qué se enfrentaron hasta llegar al momento en que se produce la acción, ayudándonos a conocer los diferentes caracteres.

Realmente lo más interesante de la serie podría ser precisamente eso, llegar a conocer las motivaciones de cada uno y el porqué de sus personalidades, pero al irse desarrollando la trama, se va perdiendo un poco del concepto original de la serie, limitándose a distintas luchas entre personajes y sus intrigas.

Charlie poco a poco descubrirá que todo lo que ha creído durante años sobre la muerte de su madre no era tan exacto como creía, y se verá involucrada de lleno en la lucha porque Monroe no consiga el poder, pues eso implicaría mayores pérdidas para ella de las que ya ha tenido.

Si Miles Matheson es el héroe invencible, que sabe afrontar cada situación peligrosa y salir airoso, hay que destacar la interpretación que se hace de Sebastián Monroe, que aunque al principio no parece tener escrúpulos, también oculta un pasado relacionado con los Matheson que puede provocar que se simpatice un poco con él, (y estamos hablando de una persona narcisista y posiblemente psicótica…). Darle ese carisma a un villano, sin duda es un acierto para la serie.

Podríamos pensar que la protagonista de la serie es Charlie, pues los primeros capítulos giran básicamente en torno a ella, aunque más adelante casi todos los personajes toman ese protagonismo y ya no podríamos señalar en quién recae el peso del protagonismo, creándose pequeñas tramas (aunque casi todas orientadas al mismo fin) que hace que no olvidemos que todos se encuentran allí por algún motivo.

¿Qué otra cosa se puede destacar de la serie? La evolución de Charlie. Comienza siendo una chica impetuosa e inconsciente, que actúa sin pensar en las consecuencias, y poco a poco va ganando madurez en un mundo en el que el mejor consejo que te dan es que no confíes en nadie. Por lo que sobreentendemos, va siendo entrenada por Miles, y poco a poco parece que se va convirtiendo en una mini-réplica del mismo.

Lamento no hablaros del incidente que desató todo lo que ocurre en la serie, pero le quitaría cualquier gracia que tenga debido a las implicaciones con los protagonistas, y prefiero que si os ha despertado algo de interés, lo veáis por vosotros mismos.

Actualmente se está emitiendo la segunda temporada, mientras que en España se ha comenzado a emitir la serie en un canal que no es de pago, por lo que es un buen momento para darle una oportunidad, a pesar de que algunos elementos rompen con el buen comienzo que tuvo.