viernes, 13 de febrero de 2015

Reseña: El momento de Aurora West. 1ª parte

El momento de Aurora West. 1ª parte.

Guión: Paul Pope y JT Petty.

Dibujo: David Rubín.

Reseña de: Francisco José Arcos Serrano.

Penguin Random House / DeBolsillo. Barcelona.Título original: Battling Boy. The Rise of Aurora West. Traducción: Manu Viciana. 160  páginas. Rústica. Blanco y negro.

En Arcópolis sobran monstruos y falta n héroes. Por suerte, una nueva figura se vislumbra en el horizonte. Entre clase y clase de química y matemáticas, Aurora West aún tiene que encontrar tiempo para las lecciones de artes marciales, para ayudar a su padre en misiones épicas y para investigar el misterio en torno a la muerte de su madre. La respuesta está en los recuerdos de la infancia... tan solo necesita que el monstruo Sadisto y su clan asesino le dejen el tiempo suficiente para encajar las piezas.

El momento de Aurora West es una aventura ambientada en el mismo universo de Battling Boy creado por Paul Pope (aclamado autor de Batman: Año Cien, Heavy Liquid y 100%, entre otros).

Su guionista, J.T. Petty, es un autor polifacético que ha repartido su actividad creativa en el cine, la escritura, los videojuegos y la novela gráfica.

Y llegamos al dibujante patrio David Rubín: sin lugar a dudas, un auténtico maestro de los lápices y uno de los autores gráficos españoles con más proyección internacional y con una sólida trayectoria a sus espaldas. Entre sus obras podríamos nombrar La tetería del oso malayo, El héroe y Beowulf.

De El momento de Aurora West podríamos decir que se trata al mismo tiempo de un spin-off/precuela  al aunar elementos de ambas categorías, dando como resultado un título sobresaliente cuya única connotación negativa que se le podría objetar es su brevedad (¡quiero mucho más!).

En estas páginas encontraremos, además de una excelente historia (en la que se hilvanan secretos familiares, intriga y acción), una impecable caracterización de personajes donde prima por encima de todo un estudio de los villanos muy acertado y acorde con el tono sombrío de la historia.

Con respecto al arte de Rubín sólo decir que siempre es un auténtico placer encontrarse con los dibujos de este autor, aunando espectacularidad y dinamismo, lo que se traduce en un auténtico impacto visual para nuestro propio deleite personal.

Para ir finalizando, no voy a entrar en discusiones con respecto al formato elegido para su edición española, pero sí me gustaría aclarar que es el mismo que su edición americana, con lo que a este respecto está todo dicho.

El momento de Aurora West es un tomo que no debería perderse ningún lector de cómics que se precie de serlo; yo, por mi parte, ardo de impaciencia por leer su continuación.