miércoles, 4 de febrero de 2015

Reseña: Nosotros llegamos primero

Nosotros llegamos primero.

Guión y dibujo: Furillo.

Autsaider Cómics. 2014. 104 págs. Cartoné. B/N - 29 x 21,5 cm.

Reseña de: Francisco José Arcos Serrano.

Franco atiborrado de marisco tras una opípara cena trata de conciliar el sueño en su residencia de El Pardo. Entre los efluvios del alvariño y la febrícula provocada por el ácido úrico, el Jefe de Estado sueña y delira, tiene una visión. Clavar la rojigualda en la luna.

Y de aquí para arriba, el resto es mucho más demencial, espías con miembros descomunales, supervivientes de la División Azul convertidos en astronautas, tablaos con putas, la resurrección de Luis Aguilé dentro de tres mil años….

Para los que aún no conozcan a este autor os haré un pequeño resumen de su trayectoria para poneros en antecedentes:

Ignacio Murillo, conocido como Furillo, es un historietista que lleva publicando desde finales del año 2000 en revistas como TMEO, para más tarde aterrizar con su inconfundible estilo en El Jueves.

Suyos son los álbumes Donde hay pelo hay alegría (2004) y Donde hay pelo hay alegría 2 (2008) hasta llegar a Nosotros llegamos primero (2014), una especie de ‘space-opera’ con sabor a cine español de los 60, historia que hoy os traigo reseñada para la ocasión.
Centrándonos pues en su último título, hay que decir que este dibujante zaragozano ha logrado parir esa GRAN obra que todos estábamos esperando, situando a España como se merece en una posición donde predomina por encima de todo una moralina hipócrita ‘typical spanish’ junto a un exacerbado machismo de la época, que sirven a Furillo para realizar una de las denuncias más sólidas y vigentes que servidor recuerda desde hace años. 

A lo largo de las más de cien páginas de este tebeazo comprobamos cómo el autor se las ingenia la mar de bien para narrarnos una historia repleta de enloquecidas tramas y subtramas que llama especialmente la atención por su engranaje tan perfecto, el cual brilla por sí mismo en su resultado final, aunando complejidad argumental y un cierto “retrogusto” a chotuno muy cercano al asco.

En las viñetas de Furillo encontramos ecos de Robert Crumb o de nuestros autores patrios Kim, Martí o Pedro Vera, compartiendo con ellos además esa visión grotesca de nuestra España más cañí, salpicada de elementos que beben de la subcultura pop y del surrealismo más decadente que uno se pueda imaginar.

En definitiva, Nosotros llegamos primero es una divertidísima e impactante historia que ridiculiza esa España franquista a través de un humor absurdo insertado éste en una trama alocada que no deja respiro al lector.

La edición tan cuidada por parte de la editorial Autsaider en un tomo en cartoné de grandes dimensiones redondean lo que para servidor es una de las mejores obras publicadas durante el pasado 2014 por nuestros lares.

No os lo perdáis.