lunes, 21 de septiembre de 2015

Reseña: Ciudades de papel

Ciudades de papel.

John Green.

Reseña de: Élanor.

Nube de Tinta. Barcelona, 2014. Título original. Paper Towns. Traducción: Noemí Sobregués. 366 páginas.

Tras el éxito de ventas que obtuvo Bajo la misma estrella la editorial Nube de Tinta llegó a un acuerdo con el escritor estadounidense para traducir al español y publicar la mayoría de sus libros anteriores al best­seller. La edición de todos estos libros es similar, ya sea por la tipografía de tiza o por las portadas, en las cuales al blanco y negro predominante se les suma solo un color diferente, en el caso de Ciudades de Papel sería el amarillo, y así todos los escritos parecen formar parte de una colección. John Green suele utilizar como protagonistas de sus libros a chicos que sufren por un amor que supuestamente no es correspondido y los cuales tendrán que hacer frente a una serie de problemas para darse cuenta de lo que realmente quieren, y en este libro no iba a ser menos.

Ciudades de Papel nos cuenta la historia de Quentin, un adolescente que en su infancia vivió, junto a su vecina Margo Roth Spielgelman, un suceso que los dejaría marcados de por vida. En su último año de instituto no se puede decir que Quentin sea popular o que tenga suerte en el amor, cosa que parece cambiar cuando Margo, una de las chicas más populares del instituto, atractiva, misteriosa y aparentemente inalcanzable, la cual solo quiere ser libre y llamar la atención (o eso parece), entra por su ventana pidiéndole que la acompañe en una noche de aventuras y, sobretodo, mucha venganza. Después de que parece que han recuperado ese vínculo que los unía en la infancia la joven desaparece sin que nadie sepa nada ni de ella ni de a donde ha podido ir y siendo así Quentin la última persona que ha visto. Lo único que se cree que ha dejado tras de sí es un complicado círculo de pistas que Quentin se dispone a resolver con la ayuda de sus amigos.

A pesar de tratar un tema diferente a sus otros libros se puede distinguir perfectamente que es un libro de John Green, por la forma de escribir, de enumerar o en la manera de profundizar en un tema. Antes que nada he de decir que este libro me decepcionó, lo cual no significa que no me gustara, simplemente es que yo tenía muchas expectativas puestas en él y no llegó a cubrirlas.

Nos encontramos con una voz narrativa en primera persona, Quentin nos va contando toda su historia y la búsqueda de Margo Roth Spielgelman, y esto le da a la historia algo más de realismo. La historia de amor está algo difuminada, ya que la chica está desaparecida, pero la de amistad entre los amigos está muy bien captada gracias a los diálogos y los sentimientos que provocan en el protagonista.

La idea de tener que buscar a una persona a través de pistas que ha ido dejando para poder encontrarla, ya sea viva o muerta, no se puede decir que sea una idea original, pero si es una trama que atrae al público y no creo que John Green le haya sabido sacar todo el potencial que podía. En mi opinión, ha querido hacer de una trama simple algo más complejo, ha querido abarcar mucho en un número reducido de hojas, y esto hace que haya partes en las que la acción se ralentiza. Se podría pensar que utiliza este recurso para darle más intriga o emoción al libro, pero si es así no lo ha conseguido. Estas partes suelen ser explicaciones de un hecho o descripciones de un objeto o una acción, y no creo que haya mucha necesidad en conocer cada detalle de cómo un chico hace pis en una botella mientras va en un coche en marcha. Por otro lado, también hay partes que pasan a un ritmo vertiginoso, las cuales hubieran necesitado un poco más de explicación y que igual pasaron como si nada. Se podría decir que la búsqueda es muy emocionante, pero que en algunos puntos da la sensación de que el protagonista está dando vueltas en círculo o pegando palos de ciego sin tener ni idea de lo que está haciendo, lo cual es así ya que Q en muchas ocasiones no sabe si va en la dirección correcta o si de verdad Margo Roth Spielgelman quiere que la encuentren. Este punto podría considerarse negativo, que es como lo veo yo, o positivo, porque le da algo más de realismo a la trama.

Lo que más me gusta del libro es que te hace pensar, reflexionar. No para de darle vueltas a la pregunta de: ¿Vemos en los demás, y en nosotros mismos, solo aquello que queremos ver? Es algo que obsesiona a los personajes pero sobre todo a Margo Roth Spielgelman, quien llega a sentir que nadie, ni siquiera ella, sabe quién es, que solo es un reflejo de todo aquello que quieren los demás que sea, que solo es una ilusión de su verdadero ser. Ninguno de los personajes es plano, esto se ve sobre todo en el protagonista, Quentin, el cual evoluciona a lo largo del libro, es capaz de salir de su zona de confort, del ambiente en el que se siente bien y seguro, y enfrentarse al mundo exterior. Esta es una idea que me ha gustado también del libro, el cómo cada uno se enfrenta a sus miedos, ya sea no conseguir pareja para el baile, llevar a tu novia a tu casa o fugarte del hogar. Todos son capaces de salir de su zona de confort y dar un paso adelante. Los personajes secundarios aportan al libro un toque de humor, siendo además los que nos hacen reflexionar, tanto a nosotros como a Quentin. Son muy necesarios para el desarrollo de la historia puesto que en algún momento Q se encuentra con un problema que no sería capaz de resolver sin la ayuda de sus amigos, ya sea porque conocen más sobre un tema que él o simplemente porque son más rápidos a la hora de tomar decisiones.

Otro punto que me gustaría tratar es el de la ambientación, ya que aunque no hayas estado en Orlando, o en cualquiera de los emplazamientos de los que habla, la descripción de los lugares, ya sea durante la noche de la venganza de Margo Roth Spielgelman o en el viaje en coche para encontrarla, es tan precisa y detallada que te da la sensación de estar ahí.

En definitiva este libro o te encanta o te deja mal sabor de boca. Posiblemente los fans de John Green lo amen, yo lo recomiendo, no es un libro que sea necesario que te tengas que leer pero te puede entretener. El tema de las ciudades de papel es algo interesante y de lo que seguramente no hayas oído hablar, así que aunque solo sea por curiosidad os lo recomiendo. Si estás buscando un libro sobre la amistad y la superación este os podría gustar; pero si lo que buscáis es un libro sobre el amor no os recomiendo leeros este libro, ya que la historia romántica deja mucho que desear. Por último, pienso que la opinión sobre esta novela cambia a medida que vas leyendo más obras del autor, ya que, como suelen tener una base parecida, un libro que en principio te ha encantado puede no llegar a ser para tanto en comparación con el siguiente que leas.

1 comentario:

Samuel dijo...

Se nota que lo ha escrito alguien con poca experiencia, pero es bastante aceptable. No comparto algunos puntos de vista pero me parece una crítica hecha desde el respeto.