domingo, 13 de septiembre de 2015

Reseña: Hellblazer de Brian Azzarello

Hellblazer: Brian Azzarello.

Guión: Brian Azzarello.

Dibujo: VV.AA.

Reseña: Francisco José Arcos Serrano.

ECC Ediciones. Barcelona. 2015. Edición original: Hellblazer núms. 146 a 174 y 250 USA, Secret Files: Hellblazer USA. Cartoné. 696 páginas, color.

Entre 2000 y 2002, Brian Azzarello (100 balas, Joker, Wonder Woman) ejerció como guionista regular de Hellblazer, embarcando a John Constantine en un viaje por la geografía norteamericana. Acompañado de dibujantes como Steve Dillon, Guy Davis o Richard Corben, firmó una etapa irrepetible, que ahora recopilamos en este tomo.

No puedo empezar esta reseña sin comentar que este tomazo de 700 páginas (que se dice muy pronto…) contiene una de las visiones más impactantes y personales de Hellblazer desde su mismo origen, convirtiéndose para servidor en una de mis preferidas de John Constantine.

Dos años bastaron a Azzarello para hacer suyo a este mago y adentrarlo en un mundo enteramente noir, elemento que este guionista maneja a la perfección.

Este tomo abre con una historia de John Constantine en la cárcel, donde el dibujante Richard Corben (el cual no precisa presentación alguna ya que es uno de los más grandes dibujantes del noveno arte) se alía a la perfección con Azzarello para dar lugar  a un arco argumental repleto de todos los tópicos carcelarios que os podáis imaginar, pero con la “mala uva” que caracteriza tanto a su guionista como a este personaje.

Tras esto nos adentramos de lleno en la “América profunda” con el dibujante Marcelo Frusin (un alumno aventajado de Eduardo Risso), el cual demuestra que es un excelente artista que domina a la perfección los juegos de luces y sombras. En este relato se nos presenta a un grupo de paletos nerds con un sentido de la moralidad un tanto extraña y ambigua que le producirá más de un dolor de cabeza a nuestro mago preferido, el cual se encuentra en un entorno rural enrarecido al más puro estilo Twin Peaks.

Tras la lectura de este arco podemos reflexionar sobre lo que Azzarello piensa de estos personajes secundarios en forma de supremacistas blancos, realizando así una certera y personal radiografía de lo que nos podemos encontrar si nos topamos con este tipo de sujetos en cualquier poblacho perdido de la mano de Dios.

El resto de historias (de gran interés igualmente: no lo dudéis) se centran en leyendas urbanas, sangrientas venganzas y un apartado enfocado en la juventud de John, la cual arrojará datos de capital importancia para entender algunos aspectos del Constantine actual.

En definitiva: un buen montón de historias que ya forman parte imprescindible dentro de la dilatada carrera de Hellblazer, donde descubrimos una vuelta de tuerca a la esencia y a las raíces del personaje dando lugar a una etapa bastante bestia, memorable, dura y repleta de calidad.