martes, 17 de mayo de 2016

Reseña: Alucinadas II

Alucinadas II.

VV.AA. (Ed. Sara Antuña y Ana Díaz Eiriz).

Reseña de: Santiago Gª Soláns.

Palabaristas. Col. Nube Púlsar. 2016. Edición digital (epub). 200 páginas.

En diciembre de 2014 la editorial digital Palabaristas lanzó al mercado una antología de relatos de ciencia ficción escritos en español con una característica singular: todos ellos venían firmados por autoras. Mujeres decididas a hacerse su espacio en un género literario tradicionalmente copado por los nombres masculinos —y ya se sabe que hay tradiciones hechas para romperse—. Poco más de un año después, el proyecto adquiere continuidad con esta segunda entrega donde, desterrando prejuicios y tópicos, algo de lo más importante que el lector se va a encontrar es que el sexo de quien escribe cada historia carece de importancia y que no deberían tener menos visibilidad unas que otros. Estos relatos no son «diferentes» por haber sido escritos por mujeres, no son mejores o peores por ello ni deberían ser juzgados por algo tan subjetivo, sino que su calidad viene contrastada por el gran despliegue de imaginación y variedad temática y estilística de la que hacen gala. Distopía, cyberpunk, mundos alternativos, futuros lejanos, surrealismo, crítica social, humor, alienígenas, ingeniería genética, steampunk... Especulación y sentido de la maravilla, pasen y disfruten.

Tras dos prólogos, uno por parte de las encargadas de la antología y otro por parte de las editoras de FataLibelli, Susana Arroyo y Silvia Schettin, tan interesante y esclarecedor el uno como el otro, la antología se abre propiamente con Historia y cronología del Universo de Almijara Barbero Carvajal, ganadora del premio de esta convocatoria con un relato de lo más desconcertante y evocador, con un importante contenido surrealista, del que sería muy difícil hacer una sinopsis. Humorístico, tierno y finalmente bastante pesimista y desolador, entre la poética de Bradbury y la ironía de Pratchett es un relato que pervive en la mente al terminar de leerlo. Un relato complejo, lleno de niveles, que gana en la relectura.

A continuación Wirik Es, de Alejandra Decurgez, es un cuento con un efecto de lo más curioso. Al principio, para el lector oriundo de España se le pueden hacer algo chocantes ciertos usos y giros lingüísticos propios del español hablado en la Argentina natal de la autora, pero conforme avanza el relato más agradable se va haciendo ese tono hasta terminar siendo uno de los grandes placeres de la lectura. Una criatura híbrida creada para servir al ser humano, deberá hacer frente a unos instintos firme, aunque artificialmente, implantados en su mente y seguir las instrucciones del «Doctor» en un momento de crisis. Decurgez va creando una atmósfera cada vez más tensa, llevando a cuestionar la visión del «otro» que cada uno tiene.

En Las dos puertas de Tebas MA Astrid crea una atmósfera muy sugerente e intrigante en torno al espionaje informático en una Europa futura dominada por corporaciones enfrentadas, pero, por desgracia, todo lo conseguido se va diluyendo hasta alcanzar un final abierto que deja insatisfecho. Hackers, maestros de la programación, espías irresistibles, amenazas intangibles, acción, asesinatos y un misterio que no termina de aflorar. Apunta mucho, con una magnífica escritura y una ambientación tan lograda que muy posiblemente haga que la frustración sea mayor.

Seudo de Maielis González Fernández tiene mucho de distopía, un mundo que de inicio parece idílico, siempre en estado de mejora, que encierra algo oscuro. Todo lo que el ascensorista conoce del Gran Edificio son los pasillos que puede ver cuando las puertas de su ascensor se abren y lo que le cuentan sus pasajeros mientras los lleva de aquí para allá. Siempre ha vivido en el Ascensor, sin salir nunca, pero él va a ser el hilo conductor para conocer lo que está sucediendo en un lugar que parece estar teniendo más de un problema, mientras se produce una redistribución de la población en dirección a la recientemente instaurada Ala Este. Ingeniería genética para crear unos seudo humanos que no necesitan casi comer ni dormir, intuidas clases sociales en lucha por ascender y superpoblación en un ambiente cerrado del que con apenas unas pinceladas, sin que se vea nada más que lo que el protagonista ve y escucha desde su puesto, la autora consigue dotar de profundidad y personalidad. Intrigante y sugerente a partes iguales.

Portada de la edición en papel,
a cargo de Sportula;
Con un cambio total de registro Francine (borrador para la conferencia de setiembre) de María Antonia Martí Escayol es un delicioso relato que se mueve entre el steampunk y el clockpunk. Un relato cuya acción se sitúa en un universo alternativo, basado en datos contrastables, con la hija de René Descartes como involuntaria protagonista. Apoyada por la visión mecanicista de la naturaleza del inspirador del cartesianismo la autora plantea, mediante los apuntes para un trabajo de divulgación académica, interesantes preguntas de carácter filosófico sobre la propia naturaleza humana.

¿Acaso soy una especie de monstruo, señor Pallcker? de Laura Fernández encierra un delirio detectivesco de lo más entretenido y sugerente. Alienígenas, Inteligencias Artificiales, escritores azules, fantasmas, adiestradoras de muertos, árboles parlantes… hacen de su lectura algo muy entretenido y divertido. Lenning Halleck, escritor, desea encontrar a su amigo, desaparecido tras asistir a una fiesta, por lo que busca la asistencia de un particular detective privado, aunque quizá lo que encuentre no sea lo esperado. Un relato con un toque surrealista y cierta crítica social llamado a sorprender.

En El ídolo de Marte, de Julia Sauleda Surís, la familia Chandrasekaran, oriunda de Marte, ha emigrado a la Tierra, donde encuentra muy difícil la adaptación al nuevo medio, con una gravedad mayor que les resulta aplastante. Es duro, sobre todo para su hijo Dennis quien se aferra a un pequeño ídolo que le fuera entregada por los grises, la raza primigenia de Marte, con quienes los colonos humanos han tenido sus más y sus menos. Poco a poco, con pinceladas que retrotraen a la historia de la colonización y de la vida de la familia en el planeta rojo se irá construyendo la historia del motivo para el abandono de su hogar por parte de la familia. Encierra una fuerte crítica a la prepotencia e indiferencia de unos humanos para con otros —y no digamos para una especie alienígena—, al odio al diferente, al «nuevo»; y a la soledad que se puede sentir incluso rodeado de gran cantidad de personas.

Con ¿Quieres jugar? Verónica Barrasa Ramos  juega, en efecto, al despiste y al engaño cómplice. Una inmensa «estrella de mar» flotando en el espacio ha atrapado la nave del protagonista, destrozándola, matando a todos sus compañeros y dejándolo como único superviviente, aunque por poco tiempo… O Quizá no todo sea lo que parece. Un inteligente relato que juega con las percepciones de personajes y lectores —aún a pesar de un comienzo, justo después de la «escena» inicial, un tanto confuso en cuanto al protagonismo de las acciones retratadas—. Con un tono cyberpunk y una atmósfera absolutamente minimalista, con tan solo dos personajes en escena, Max y Alix, programador uno y probador de juegos otro, y muy pocos elementos adicionales, consigue a través de unos logrados diálogos fabricar un perfecto relato de intriga y tensión que llega a cuestionar la propia realidad y el futuro al que estamos abocados.

En Informe de aprendizaje, de Sofía Rhei, el lector se va a encontrar con Caella Tan, una intérprete de la Organización Intercósmica de los Planetas Unidos especialista en multitud de idiomas alienígenas, quien emite un informe especial sobre el un tanto especial proceso de aprendizaje del idioma Eek -O1, hablado en el Planetoide J-700, Altaria menor. Con un sutil y refrescante humor, se trata de un relato mucho más profundo de lo que pudiera aparentar de inicio, que introduce, aunque sea de forma sutil y delicada, multitud de temas de calado, desde la importancia de la correcta comunicación en las relaciones interpersonales al abuso y genocidio que una raza puede causar sobre otra por puro egoísmo, pasando por la necesidad de todo individuo de poseer una identidad propia para poder definirse ante los demás o de las emociones como parte del proceso de aprendizaje.

Y cierra la antología Susana Vallejo  con Cuestión de Tiempo, un torturado monólogo, cargado de sufrimiento, inducido por alguna sustancia ilegal que una mujer, una hacker según se va desvelando, dedica a su captor al ser sometida a lo que parece un interrogatorio tras el que se esconde un desconocido propósito. De una forma muy intensa desvela la historia del intento de lucha de unos activistas informáticos contra el estatus imperante en un ominoso futuro, no demasiado lejano, en el que la presencia de ciertas tecnologías al servicio del poder establecido podrían cambiar todo el equilibrio político. La autora transmite con precisión el desmoronamiento de la personalidad de la hacker mientras todo su mundo agoniza a través de ella.

Alucinadas II es la palpable demostración de que para escribir buena e interesante ciencia ficción tan sólo hacen falta ideas, imaginación y dominio de la prosa —a la postre los gonosomas son lo de menos—. La antología recoge diez historias tan atractivas por lo que cuentan como por la forma de contarlo, y —aunque algunas de ellas puedan compartir temáticas o tendencias— con enfoques muy diferentes, originales y entretenidos. Unos cuentos que deben ser disfrutados no porque estén escritos por mujeres —que también, sino porque están bien escritos y son de lo más interesantes, intrigantes, amenos, sugerentes y/o imaginativos. Un buen rato de lectura en todo caso.

4 comentarios:

Mangrii dijo...

Hola :) Tengo en el punto de mira (la eterna whislist) el primer volumen, y por supuesto que este segundo se va de cabeza. Hay un par de relatos que me han llamado mucho la atención, uno es el de Susana Vallejo y otro Laura Fernández. Sin duda me haré con el volumen, un abrazo^^

La Caja de J dijo...

Hola! La verdad es que nunca había oído hablar de este libro, ni del anterior. Así que gracias por la reseña, y seguramente le de una oportunidad al primero :) Un abrazo y me quedo por aquí.

Santi dijo...

Hola, Mangrii.

Yo el primer volumen todavía no he encontrado el hueco para leerlo, a pesar de que lo tengo en cartera hace ya tiempo; pero te puedo asegurar que tras la lectura de este el anterior ha subido muchos puestos en la Pila.

Los dos relatos cuyas autoras mencionas son estupendos, y el resto no desmerece ;-)

Saludos

Santi dijo...

Biemvenido, J

Uno de los problemas de estas pequeñas editoriales siempre ha sido el de la difusión. Publican buenos libros pero les cuesta alcanzar a su público, así que en estos casos la labor de difusión y el lograr que llegue a otros lectores es uno de las grandes satisfacciones de hacer estas reseñas.

Por eso, me alegro que te haya creado la suficiente curiosidad como para interesarte por la antología. Como le digo a Mangrii, yo la primera no la he leído, pero caerá seguro. Y esta segunda reúne cuentos muy interesantes, sin dudarlo.

Me alegro de que te quedes por el blog. ¡Siéntete como en casa! ;-)

Saludos