martes, 2 de agosto de 2016

Reseña: Tyler Cross 2. Angola

Tyler Croos 2.
Angola.

Guión: Fabien Nury.

Dibujos: Brüno.

Reseña de: Francisco José Arcos Serrano.

Dibbuks. Barcelona, 2015. Título original: Tyler Cross 2. Angola. Cartoné. 112 páginas. Color.

RECOMENDADO POR LOS LIBREROS ZONA CÓMIC NOVIEMBRE 2015
MEJOR CÓMIC 2015 LIBRERÍA PANTOUTE - MOUSQUETAIRE D'OR
MEJOR ÁLBUM BDGEST' ARTS 2015

TC acepta un trabajo sencillo, rápido y limpio que resulta no ser lo que parece. Todo se tuerce y acaba con los huesos en Angola, una penitenciaría de Luisiana. Pero Angola no es una prisión. Su función no es la de encerrar a los criminales, ni muchos menos rehabilitarlos.

El primer tomo de Tyler Cross publicado por Dibbuks hace un par de años me dejó un excelente sabor de boca, así que estaba deseando poder hincarle el diente a esta continuación, la cual prosigue en esa línea ascendente de calidad que todo aficionado al noir pedimos a una obra de estas características.

Fabien Nury es un guionista que algunos ya conocemos (‘Érase una vez en Francia’, ‘Silas Corey’,’ Dorison’, ‘W.E.S.T.’), así que no nos pilla por sorpresa que vuelva a deleitarnos con una historia apasionante que funciona como un auténtico reloj suizo.
Podríamos enclavar a esta obra dentro del género de las prisiones, con lo que encontraremos ecos de films como ‘La Fuga de Alcatraz’ o ‘La Gran Evasión’, todo narrado con la sobriedad que caracteriza el estilo de este todo todoterreno que es Fabien Nury.

En el apartado gráfico tenemos de nuevo a Brüno, más impresionista y elaborado que en otras obras, adaptándose a las mil maravillas al guión orquestado por su camarada (digno de mención son los entornos fríos y oscuros de la cárcel de Angola en contraposición a los tonos cálidos del exterior, creando así un excelente juego de contrastes).

Es cierto que es una obra más árida que su predecesora, con menos humor negro, y más crudeza en el relato, pero igualmente tenemos un excelente trabajo de planificación narrativa por parte de los autores y un impactante final, como no puede faltar en cualquier noir que se precie.

La edición en tapa dura por parte de Dibbuks es impecable, incluyendo además como interesante extra, un final alternativo narrado en 8 páginas que hará las delicias del aficionado.

Como conclusión final decir que este segundo tomo de Tyler Cross es una excelente historia hardboiled con un vibrante ritmo, con unos personajes con gran carisma y que, irremediablemente, atrapa desde la primera página.

Para servidor, una de las mejores historias de género que han pasado por mis manos en mucho tiempo.

No os la perdáis.