lunes, 25 de junio de 2007

Reseña: Los cañones de agosto

Los cañones de agosto.
31 días de 1914 que cambiaron la faz del mundo.

Bárbara W. Tuchman

Reseña de: Amandil

Ediciones Península - Círculo de Lectores 2004. Barcelona. Título original: The Guns of August. Traducción: Víctor Scholz. 591 páginas.

Este libro de rbara W. Tuchman es, sin lugar a dudas, una de las obras maestras de la historiografía contemporánea. Desde su aparición en EE.UU. en 1962 se convirtió en una de las obras de referencia sobre la Primera Guerra Mundial además de un super ventas que rompió todos los pronósticos imaginables de su editor.

El libro narra en presente los primeros treinta y un días de la que se denominó La Gran Guerra y que duró desde 1914 hasta 1918. El hecho de centrarse en ese período inicial, tal y como explica la propia autora en el prólogo, se debió a la confluencia de varios factores: sus ganas de escribir sobre 1914 como año clave en el cambio que experimento el mundo, la propuesta que le hizo el británico Cecil Scott de escribir sobra la mítica Batalla de Mons entre el Cuerpo Expedicionario Británico y el ejército Alemán y, por último, el deseo de Tuchman de escribir sobre el episodio de la huida por el mar Mediterráneo del acorazado alemán Goeben.

Los 31 primeros días de la guerra cubrían justo esos acontecimientos y además fueron clave para el posterior desarrollo de todo el conflicto, marcando las pautas que prevalecerían durante los siguientes cuatro años y dejando una impronta imborrable en los protagonistas principales de toda la guerra.

A lo largo de veintidós capítulos divididos en tres partes (Los planes, El estallido y Las batallas) y de una introducción, "Unos funerales", que es considerada la mejor jamás escrita en la historiografía actual, la autora desgrana los preparativos de las grandes potencias para una guerra que estaba llamada a ser breve y poco sangrienta. El Plan Schlieffen alemán, el Plan 17 francés o el Plan W británico son explicados de manera amena y sencilla sin por ello evitar la profundidad del análisis o los datos más escabrosos (rencillas personales entre los generales, odios de índole nacionalistas, etc) de una guerra que se convirtió en la más sangrienta de la historia hasta ese momento.

El libro es entretenido y fácil de leer. No hace falta ser un experto ni conocer de antemano los pormenores de la Europa de fines del siglo XIX. Bárbara W. Tuchman consigue que el lector quede atrapado como en una auténtica novela de misterio y crea en todo momento que las decisiones de los protagonistas todavía pueden evitar la lucha o los alemanes tomar París en seis semanas o los ejércitos rusos entrar en Berlín tras aplastar al minúsculo ejercito prusiano comandado por los generales Ludendorff y Hindenburg o…

Todo parece abierto en un libro que es una obra maestra.