miércoles, 14 de enero de 2009

Reseña: Tamsin

Tamsin.

Peter S. Beagle.

Reseña de: Santiago Gª Soláns.

Nabla Ediciones. Col. Fantastika. Barcelona, 2008. Título original: Tamsin. Traducción: Daniel Aldea Rossell. 351 páginas.

Peter S. Beagle es conocido en nuestro país más que nada por su magnífica novela El último unicornio (además, recientemente reeditada), ya que es un autor poco prolífico en origen y apenas publicado en español. Tamsin viene avalada por su nominación al premio World Fantasy y por recibir el Mythopoeic Fantasy for Adult Literature, ambos en 1999, nominación y premio que me parece que ciertamente merece.

Tamsin es, sobre todo, una historia de fantasmas y experiencias sobrenaturales; pero también es una historia de amor, y una historia de adolescencia y crecimiento y de amistad, y de misterio y un poquito de terror y algo de Historia… Utilizando el recurso de la primera persona, Beagle ofrece al lector la historia de Jennifer Gluckstein, quien, como odia su nombre, prefiere que la llamen Jenny. Desde su actual vida como estudiante universitaria, Jenny empezará a plasmar por escrito los extraordinarios sucesos a los que asistió cuando era tan solo una adolescente de trece años atrapada en un cuerpo que no le gustaba, con todos los problemas que eso conlleva a esa edad. Así, todo comenzará como un relato de desarraigo; Jenny, una newyorkina de pro, ve como su madre, divorciada, planea casarse de nuevo y, por si eso fuera poco, trasladar la familia a Inglaterra. La joven se rebelará contra ese futuro y tratará de poner las cosas muy difíciles a todos aquellos que la rodean, aunque es perfectamente consciente de que está actuando por pura cabezonería. Y las cosas se le pondrán todavía mucho más cuesta arriba cuando descubra que tiene que separarse durante un buen tiempo de su querido Señor Gato (quien posteriormente adquirirá un importante protagonismo como pieza clave en una serie de descubrimientos de consecuencias insospechadas).

Pero todo irá cambiando poco a poco tras conocer a Tamsin, una joven poseedora de una misteriosa y trágica historia, y con quien Jenny iniciará una extraña relación de amistad. Una relación que le abrirá las puertas de un mundo oculto e inimaginado hasta el momento para ella. Un mundo que bebe directamente de las leyendas y el folklore ingleses, oscuro, lleno de peligros y de seres fascinantes y sobrenaturales; y una historia que se remonta en el tiempo hasta los sangrientos hechos de la Rebelión de Monmouth y la brutal represión llevada a cabo por el Juez Jeffreys en el condado de Dorset. Jenny se verá de este modo envuelta en una trama de misterio, de secretos olvidados por el tiempo, y tendrá que ir rastreando antiguas pistas y viejos relatos, y conociendo a los más variopintos personajes, para recomponer una historia de amor y horror unidos que trasciende las épocas y que llegará a poner en peligro su vida.

Utiliza el autor un estilo agradablemente poético en muchas ocasiones, que rezuma cariño por la historia que está narrando y por los personajes que tiene entre manos, desde los padres de Jenny a sus nuevos hermanastros, quienes adquieren una debida profundidad acorde con lo requerido por las circunstancias, como apoyo y ayuda, muchas veces indeseada, para la joven adolescente. La primera persona le permite a Beagle establecer una especie de diálogo entre la Jenny ya crecida y el resto de los protagonistas (por si alguno llegara a leer lo que está escribiendo) y con el propio lector, que en ocasiones se siente directamente interpelado e incluido en un juego de confidencias y secretos. Desde su existencia universitaria, tratando de plasmar los recuerdos de aquella chica que tiene que reconocer que ya no es ella misma, Jenny se permite abundantes llamadas de atención para remarcar los puntos de inflexión o de mayor importancia del relato. De alguna manera, convierte al lector en confidente y en partícipe de sus vivencias adolescentes.

Crea por momentos un sentimiento casi de nostalgia, de tristeza, cuando habla la protagonista de una chica en la que ya apenas se reconoce, aunque no pueda negar sus comportamientos muchas veces vergonzosos. Habla con ternura subyacente y de manera fiel de los cambios que se están produciendo en la vida de una chica de trece años obligada a afrontar uno de los periodos más confusos de la vida como es la entrada en la adolescencia con la inestabilidad añadida que suponen una nueva familia y un traslado a un país diferente y desconocido. Y hay momentos, en efecto, que Jenny confiesa los comportamientos algo irracionales de su yo más joven, pero ¿qué adolescente no los tiene? Es una chica que todavía no conoce su lugar en el mundo, indecisa, que odia su cuerpo, que se encuentra fea e insegura sobre su físico y su rostro, y que, por si eso fuera poco, de repente deberá enfrentarse con enorme valentía a grandes cambios en su vida, descubrirá que hay algo más allá del velo de nuestra realidad visible y tendrá que pasar por una auténtica ordalía para encontrarse a si misma.

Así, finalmente no se sabe si es Jenny quien ayuda a Tamsin a desvelar su misterio o Tamsin quien ayuda a la joven a transitar por los difíciles caminos de la adolescencia. Todo ello envuelto en una narración por momentos brillante, con una historia preciosa, lírica, aunque profundamente apegada a la tierra, con unas pequeñas dosis de terror, con la aparición de abundantes seres sobrenaturales (algunos terroríficos, unos pocos cómicos, todos fascinantes) sacados directamente del folklore británico y con la inevitable mansión encantada. Que el posible lector no se deje engañar por esa portada tan poco llamativa con la que ha sido castigada la novela; es lo que se narra en su interior lo que importa, y su lectura merece la pena.


1 comentario:

Bienve Prieto dijo...

Hola!!!

me encanta la literatura de Peter S. Beagle y me he leído gran parte de su obra. Es un escritor fabuloso y Tamsin es uno de mis favoritos. Desgraciadamente sólo hay 2 publicados en castellano.

Si podéis, os recomiendo que pilléis todas sus novelas y compendio de historias y cuentos. Una maravilla.

Os dejo con mi blog dedicado a él y a sus libros:

www.petersbeaglefanblog.blogspot.com