sábado, 19 de diciembre de 2015

Reseña: Ciudad de Bohane

Ciudad de Bohane.

Kevin Barry.

Reseña: Francisco José Arcos Serrano.

Rayo Verde Editorial. Col. Rayos Globulares. Barcelona, 2015. Título original: City of Bohane. Traducción de Javier Calvo. 312 páginas.

Logan Hartnett y su banda la han dominado durante años de calma, pero hay rumores de que
su viejo rival, Gant Broderick, está de vuelta y quiere reconquistar el poder de la ciudad y el corazón de Macu, esposa de Hartnett. Los Cusack de Las Lomas, enemigos ancestrales del Cotarro de Hartnett, también intentarán aprovechar este posible momento de debilidad. La adolescente fatal Jenni Ching, su novio Lobato Stanners o la nonagenaria Nena harán también sus movimientos para decidir el destino de la Ciudad de Bohane.

El equipo de El Gallo Verde siempre nos está sorprendiendo con títulos diferentes y con Ciudad de Bohane vuelven a dar en la diana, reforzando una de las máximas de su labor editorial y que no es otro que el de ofrecer apuestas arriesgadas que se salen de la normalidad.

Kevin Barry es un escritor irlandés que ganó los Premios Impac 2013 y el de Literatura de la Unión Europea, además del Author´s First Novel Award, por Ciudad de Bohane, galardones que le han valido para que la editorial catalana se fijara en él.

Ciudad de Bohane se podría catalogar como una novela noir, pero a la vez alejada de los cánones trillados de este tipo de género, ya que lo importante en estas páginas (aparte de una magnífica atmósfera y escenarios) es el estudio de unos personajes que pertenecen a distintas facciones de la Mafia, gracias a los cuales se representa en nuestra cabeza un fresco distópico y decadente que puede en ocasiones crispar los nervios del lector más neófito.

El escritor sitúa la acción en el año 2054 en una ciudad preñada de violencia y desesperanza, donde sabremos de “La Era Perdida” a través de algunos de los personajes que van apareciendo por estas páginas, todos y cada uno de los cuales con su peso correspondiente para el devenir de los acontecimientos.

Comenté anteriormente el impecable escenario de Ciudad de Bohane, pero sinceramente lo que diga por aquí no va a transmitir esa sensación de decadencia de la que hace gala un Kevin Barry pletórico y que siempre da en la diana con cada una de sus descripciones.

Avisar que es una novela con alta carga de violencia ya que seremos testigos de palizas, navajazos y objetos contundentes que hacen estragos en cada una de las estructuras óseas que golpean, así que quedan avisados ante tal bacanal de grafismo explícito.

Sobrevuela por toda la novela una sensación de anticipación que el lector hace cada vez más suya, con la sensación siempre de peligro inminente, detalle que hace que vivas las escenas como uno de estos personajes faltos de moral, pero sedientos de sangre a cualquier hora del día.

Kevin Barry se erige como un excelente narrador, controlando siempre el tempo adecuado en prácticamente todo el libro, acelerando los acontecimientos en un clímax final de auténtica traca que se quedará grabado en nuestra retina, al utilizar unos recursos estilísticos muy cercanos al cómic.

En definitiva: Ciudad de Bohane se postula con méritos propios como una novela diferente, adictiva y cautivadora que recomiendo sobre todo a aquellos lectores ávidos de lecturas diferentes.

Sin lugar a dudas, una de las novelas de este 2015.