martes, 5 de abril de 2011

Reseña: American zombie

American zombie.

Miguel Barqueros.

Reseña de: Alb Oliver.

Grupo AJEC. Col. Albemuth # 31. Granada, 2010. 180 páginas.

Curiosa novela sobre la temática zombie, de moda ahora con la aparición de la serie basada en el cómic The living dead”, con desafortunada portada. Viendo la imagen cualquiera puede pensar que se va a tratar de un libro cómico, de puro gore, y en parte sí lo es, pero posiblemente no cómo dicha portada sugiere.

En American Zombie, Miquel Barqueiros nos presenta una historia de zombies que invaden a gran escala los U.S.A. , tal vez cogiendo un poco de aquí y un poco de allá creando una historia que sí resulta interesante a la hora de leer. El libro está dividido en tres partes, que podría decirse no tienen nada que ver entre sí, el lector puede asociarlos pensando que las dos segundas partes tienen su origen en la primera, a consecuencia de ella, pero si le dijeran que simplemente son dos cuentos cortos que al autor le apeteció añadir, seguramente no le extrañaría.

Para comenzar a hablar de ella, podríamos decir que no es una historia al uso, no tenemos un protagonista fijo, aunque algunos aparecen en varias ocasiones. No contamos con una narración de hechos, sino aprovechando los recursos de un mundo moderno, una recopilación de datos de diversas fuentes. Contamos pues con recortes de periódicos, blogs, anuncios o programas de televisión, y el diario personal de un joven soldado, para más o menos hacernos a la idea de cómo la sociedad estadounidense se enfrenta a la amenaza zombie.

Cualquiera que lo lea, puede darse cuenta de que en muchas ocasiones nos encontramos con un ataque sistemático al sistema de los U.S.A, desde un comienzo en el que se da a entender que todo ha sido originado por experimentos del gobierno, sin aclarar su origen, hasta poder ser juez de las acciones que el joven soldado y su compañeros realizan, pasando por toda clase de abusos a los civiles asustados., ejemplo de esto el disparar a una niña sin siquiera saber si estaba infectada.

Visto desde un punto de vista social, Miquel Barqueiros nos cuenta cómo cree encararían una plaga de zombies desde el otro lado del Atlántico, basándose en cómo se han enfrentado a otros problemas, de forma casi grotesca. Son varios los puntos que enfoca, desde las primeras ofensivas armadas, ocultando la verdad y manipulando la información de cara al público, hasta más tarde tratar de integrarlos en la sociedad, con la aparición de grupos en defensa de los derechos de los no muertos.

Muestra dos facciones, las milicias que reclutan gente para matar a los que encuentran, y las que denuncian los abusos a los que son sometidos, porque cómo no, pensar en Estados Unidos sugiere la idea de comercializar todo. ¿Qué se puede hacer con un zombie? Veamos, hay de todo, como crítica a la depravación y homenaje al gore, tenemos desde combates organizados como en WWF en el que un humano se enfrenta a un grupo de ellos usando armas e intentando ser lo más sanguinario posible para contentar a una audiencia ávida de emociones, hasta las grabaciones de civiles saliendo en batida a por ellos, u otras de carácter sexual (cinta que el autor sugiere que se convierte en la más vendida de la historia, apelando a la morbosidad que provocaría).

Quitando los aspectos que pueden resultar desagradables, también hay puntos humorísticos. Éstos aparecen utilizando famosos iconos estadounidenses como anuncios de McDonalds con su menú zombie, o programas de Mtv en los que una joven desea que su zombie-mascota sea tuneado para ser el más molón de su barrio, hasta la aparición de un capítulo de la serie Los Simpson en la que cómo no, aparece un famoso invitado alegando por el derecho de los no muertos.

Para mi gusto, la forma en la que está escrita hasta este punto logra darle un gran efecto de realismo, convirtiéndolo en un anecdótico ¿qué podría pasar si esto ocurriera? Y la variedad de fuentes, ya sean periódicos, noticias de radio, páginas web, programas de televisión o panfletos logra dar una visión global de cómo se va desarrollando la situación. Punto aparte el cambio de registro en cada tipo de texto, desde los pensamientos íntimos del soldado en su diario hasta la imparcialidad periodística de otros apartados.

¿Qué es lo que menos pudiera gustar del libro? Sinceramente, las dos últimas partes. En un intento por querer mostrar la degeneración humana a la que se pudiera llegar, tenemos dos relatos un poco de mal gusto que no encajan demasiado con la historia original, centrándose en la obtención de alimento… con eso podéis haceros una idea.

A destacar, como ya he indicado antes, la crítica total a una sociedad; su gobierno, su ejército, trato a seres humanos, y como no, al capitalismo.

Publicar un comentario