jueves, 5 de enero de 2017

Reseña: El Paraíso perdido de John Milton

El paraíso perdido, de John Milton.

Adaptado por Pablo Auladell.

Reseña de: FJ Arcos Serrano.

Editorial Sexto Piso. 2016. Cartoné. 320 páginas. Color.

PREMIO NACIONAL DE CÓMIC 2015.

La obra pone en juego la historia paralela de una doble caída, la de Satán (a quien la ira divina precipitará a los abismos más alejados del Cielo, a las dolientes profundidades sobre las que el ángel caído reinará por toda la eternidad, herido en su orgullo y tramando una venganza sin fin) y la de Adán y Eva (que se verán expulsados del Paraíso terrenal y arrojados a la mortalidad, a un mundo habitado ya por la ruina, la finitud y el pecado). Así, el ángel rebelde provoca la perdición de la nueva criatura (que habrá de llevar siempre en sí esa doble naturaleza, angélica e infernal) y abre un nuevo tablero de juego para su eterna disputa con Dios

Para quien no conozca la célebre obra El Paraíso perdido, decir que es uno de los principales poemas épicos de la literatura universal, en la línea de las dos grandes epopeyas homéricas o la Divina Comedia; Un dato curioso: su autor, John Milton, compuso este largo poema narrativo (10.000 versos: ahí es nada) cuando ya se había quedado ciego.

La obra pone en relieve la historia paralela de una doble caída, la de Satán (a quien la ira divina precipitará a los abismos más alejados del Cielo, a las dolientes profundidades sobre las que el ángel caído reinará por toda la eternidad, herido en su orgullo y tramando una venganza sin fin) y la de Adán y Eva (que se verán expulsados del Paraíso terrenal y arrojados a la mortalidad, a un mundo habitado ya por la ruina, la finitud y el pecado. Así, el ángel rebelde provoca la perdición de la nueva criatura (que habrá de llevar siempre en sí esa doble naturaleza, angélica e infernal) y abre un nuevo tablero de juego para su eterna disputa con Dios.

Una vez puestos en antecedentes, decir que esta adaptación que realiza Pablo Auladell es impresionante en todos los sentidos: desde su gran valor artístico, pasando por su potente fuerza visual y sin olvidar, por supuesto, un uso del color magnífico (apenas dos o tres tenues colores: el gris, el ocre y el celeste) que redondea una narrativa sublime repleta de imágenes solemnes.

Mientras vas pasando las páginas, se nota un estilo con fuerte base en lo renacentista (los personajes principales parecen figuras enormes y regias como estatuas de mármol), el cual nos acompañará a través de esta trama espectacular y vibrante que no deja respiro al lector.

Como lector me ha sorprendido el tono humanista de Satanás en contraposición a la figura de Dios, un ser por otra parte colérico y vengativo que sirve en esta ocasión como reverso oscuro del primero. Un detalle curioso que es parte del juego de este auténtico experimento narrativo.
En definitiva: esta soberbia adaptación del texto original de John Milton por parte de Pablo Auladell se convierte por méritos propios como uno de los mejores cómics del 2016, redondeado por la ocasión por una excelente y cuidada edición en cartoné a cargo de la editorial Sexto Piso.

Un must en toda regla.
Publicar un comentario