jueves, 12 de agosto de 2010

Reseña: Borges y la ciencia ficción

Borges y la ciencia ficción.

Carlos Abraham.

Reseña de: Matt Davies.

Grupo AJEC. Col. Tycho Ensayo. Granada, 2010. 190 páginas.

Para el que escribe esto, y supongo que para la mayoría de los que lo leen, el ensayo no es el género mas frecuentado. Normalmente, el lector que se enfrenta a un ensayo lo hace desde el interés que siente por el tema tratado, lo cual no lo convierte en un género accesible a todo tipo de lectores. Borges y la Ciencia Ficción va dirigido a aquellos a los que les interesa Borges y su obra, claro está, pero cualquier aficionado a la fantasía y a la ciencia ficción puede hallar en él material interesante, información sobre el proceso de creación literaria o numerosas sinopsis de cuentos de Bioy Casares prácticamente desconocidos.

Borges y la Ciencia Ficción es, ante todo, un buen ensayo. Carlos Abraham demuestra que no solo sabe de lo que escribe ─condición esta imprescindible para cualquier ensayista sólido─ sino que le entusiasma Borges y todo lo relacionado con los escritos del maestro argentino. Así, a pesar de ser un texto académico, es de agradable lectura para cualquiera que quiera saber un poco más sobre las influencias de Borges. Si algo se le puede reprochar es que su estructura, demasiado rígida y dividida en subapartados, no lo hace todo lo accesible que debería al lector poco habituado a ponerse delante de un ensayo. A pesar de mantener el interés y aportar datos nuevos e interesantes ─el mismo punto de partida del ensayo es sorprendentemente novedoso─ se echa en falta algo mas de fluidez en el texto, compartimentado en exceso.

La tesis principal del estudio de Abraham se basa en la falta de estudios sobre la evidente relación entre Borges y los géneros considerados por la mayoría de críticos como menores. Siendo esta conexión fácilmente rastreable en la mayoría de cuentos y ensayos del autor, Carlos Abraham realiza en primer lugar una defensa a ultranza de Borges como “lector hedonista”. Según numerosos críticos y estudiosos de su obra, Borges tenía “los gustos literarios propios de un adolescente”, y su insistencia a la hora de considerar a Stevenson, Kipling o Poe (autores todos de numeroso material de género fantástico) como sus maestros debe ser considerado como un rasgo indolente, una excentricidad. Estas afirmaciones, que a ojos de cualquier lector sensato familiarizado con la obra de Borges parecerán un disparate, son propias de lo que Abraham considera acertadamente “crítica deformante”: los prejuicios de la crítica literaria moderna contra la literatura marginal o de segundo grado, que era justo la que mayor placer lector le proporcionaba a Borges, según sus propias palabras.

Una vez realizada la necesaria defensa de las fuentes literarias borgianas, y después de la aclaración del autor sobre lo que implica el término ciencia ficción en su ensayo, se pasan a rastrear todas las posibles referencias a otros autores, desde H.G. Wells a Lovecraft, pasando por C. S. Lewis. Las obras de Borges están sembradas de referencias, paralelismos y homenajes a todos ellos, y Carlos Abraham realiza un estudio pormenorizado de la mayoría de cuentos, deteniéndose en aquellos que considera de especial interés para cimentar su tesis. Se agradece que la mayoría de análisis incluyan un breve resumen de los cuentos originales y de los de Borges, muy útil para refrescar la memoria y entender como influyeron unos en otros.

La segunda parte trata sobre cómo veía Borges la ciencia ficción, prestando una atención especial al desarrollo y la consideración del género en la Argentina de los años veinte y treinta. Es interesante comprobar cómo Borges sentía su propia obra, y el hecho de que el escritor se viera obligado a renegar de algunos de sus modelos literarios por cuestiones socio-culturales. El ensayo se cierra con un completo apéndice sobre los cuentos fantásticos de Bioy Casares.

En resumen, un ensayo bien escrito, mejor documentado y que plantea algunas teorías acerca de las obras de Borges que no por parecer engañosamente obvias tienen menos valor. Si los estudios académicos de Borges se orientaran según postula Carlos Abraham, muy probablemente darían resultados más agradables y menos ambiguos.


2 comentarios:

Ruiz dijo...

Muy buena la entrada. Ha despertado mi curiosidad sobre el libro reseñado. Borges dedica un capítulo a la ciencia ficción en su libro INTRODUCCIÓN A LA LITERATURA NORTEAMERICANA (ed. Alianza), que escribió conjuntamente con Esther Zemborain. La verdad es que no sé mucho de ciencia ficción y series como Lost o Battlestar Galáctica o Fringe han despertado mi curiosidad de lector. Me he agregado como seguidor para aprender más sobre el tema. Saludos y enhorabuena por el blog.

Yago dijo...

Me alegro que la reseña de nuestro colaborador te haya gustado y te haya animado a seguirnos.
Gracias por la enhorabuena, esperamos que te sientas como en casa y nuestras aportaciones te sean de ayuda en tu "aprendizaje" ;-)
Saludos