lunes, 8 de agosto de 2016

Reseña: Ghostbusters (2016)

Ghostbusters (2016).

Paul Fieg.

Reseña de: Alb Oliver.

Vale, como fan de las películas originales he de confesar que tenía una mezcla de miedo e ilusión. Os lo dice un tipo que se compró la edición "Verde Moco" de las películas que le encantaron de crío. Pero los años han pasado y lo que tenemos delante hoy, es un producto completamente nuevo.

¿Por qué digo eso? Porque tristemente, (quizás ya lo sabíais si habéis mirado información por internet, yo me mantuve al margen de todo, por esperar sorpresas) confirmo que no es una continuación... Entonces veamos...

¿Me ha gustado? Sí.

¿Me ha disgustado? Sí.

¿Le va a hacer daño el ser un reboot de una franquicia como Los Cazafantasmas? Sí, y mucho.

Para la presente reseña, me va a ser imposible no compararla con las pelis de siempre, pero ojo, no lo veo como que sea algo peor, sino qué elementos creo que no han explotado, y quizás le hubieran dado más vidilla.

Mirando el guión, creo que repite los fallos de las primeras. Si de pequeño me parecían fabulosas, viéndolas a día de hoy, con la cabeza algo más fría, te puedes dar cuenta de que es algo simplón en cuanto al desarrollo de la amenaza, es decir, tenemos unos cuántos gags, y de repente ya tenemos enfrente a Zuul o a Gozer, o al malo final... En este aspecto, creo que vuelven a repetir, y esperaba que guionistas de nuestros días pudieran haberle dado un poquito más de cuerpo.
En cuanto a los gags... Me temo que ganan las primeras, sea por la presencia de Murray, Aykroyd o Ramis, sus tonterías se te quedaban, mucha gente recordará el "dejen paso, somos científicos" u otras frasecitas, que en esta nueva versión no ocurren. (Y ojo, que creo que el elenco de actrices es perfecto, el fallo está en el guión).

Efectos especiales... Pues sí, muchos, y muy vistosos, tanto que hay ocasiones en las que se pierde la sobriedad de lo que eran las originales (quizás por no estar tan avanzados) y tenemos efectos de colorines que me recuerdan a esas producciones de TV cutrecillas o a las casas del terror de Disneyland. Veamos, dentro de lo fantástico de lo que fueron Cazafantasmas 1 y 2, las apariciones parecían "reales", o por lo menos creíbles, aquí parece que se hayan dado un baño en pintura que brilla en la oscuridad, del tono más vivo posible (más de cara al final de la cinta, de inicio sí tienen esa sensación de real.

Todo a Cien, sección gangas
El atrezzo... pues no sé por dónde cogerlo, veo bien el cambio de uniformes para diferenciarse, la nueva versión del "replivehículo ECTO-1”, que deja de ser una ambulancia de los 70, (aunque me duele que la sirena no haga su sonido característico) e incluso que los equipos de protones sean distintos (y sí, vuelven a llevar esas lucecitas estilo "colgantes de discoteca que brillan), pero donde más daño veo es en el Medidor EPK. Sí, ese cacharrito que servía para detectar la presencia de ectoplasma, que tenía las dos barritas que subían y bajaban, sustituido aquí por un aparato que parece sacado de un todo-a-cien, de nuevo (sorpresa) dos varitas que brillan y dan vueltas cada vez más rápido al detectar fantasmas (minipunto para el equipo clásico).

A grandes rasgos son las cosas que más me han chocado, y ya os lo digo, no me acuséis de intransigente, soy consciente de que son cosillas que me vienen influenciadas por ser fan de las originales. Ahora pasemos un poco a la película en sí, ¿no?

En líneas generales, tenemos un origen parecido al clásico, tres de las protagonistas son despedidas de sus trabajos por su "obsesión" con lo sobrenatural, realizan un experimento y quedan convencidas de que se puede hacer algo para capturar fantasmas, y aunque la meta de un tal Peter Venkman era la fama y la gloria, aquí su homóloga, Erin, no la quiere por gloria, sino por acreditar sus teorías.

Las tres deciden establecerse y crear su laboratorio de investigación, y más adelante se les une Patty, una empleada de metro que tiene su primera experiencia paranormal junto a ellas.

Al elenco se le añade Chris Hemsworth, que hace de hombre guapo sin inteligencia, y que lo lamento, creo que es el peor papel que ha hecho (de nuevo, doy por hecho que él lo hace bien, pero el personaje en sí no suma nada).
Se dan muchas similitudes con las historias originales, pero veo una diferencia a mi gusto, básica: Si son Cazafantasmas... ¿Por qué no cazan? No siguen la esquela de montar un negocio y de repente vemos distintas escenas de ellas cazando, sino que todo queda relegado a un segundo plano.

Sí llegan escenas de llamémoslas "acción", pero quedan lejos las situaciones de investigar y soltar la trampa, que creo que vemos en acción una única vez (y vaya trampa). Por otro lado, tenemos toda una serie de mejoras en el arsenal de cazar fantasmas, cosa que ya se usó en el videojuego de Los Cazafantasmas para consolas de nueva generación (aunque hace años, por lo que ya entrarán en la categoría de vieja generación), versión que Aykroyd afirmó que era su proyecto para la tercera película.

A lo largo de la película os vais a encontrar multitud de guiños a frases reconocibles, así que prestad mucha atención.

Detalle curioso, y que he echado de menos... La música ambiental. Son sintonías que quizás escuchas años después y te cuesta ubicar, pero por lo que sea, las conoces. Aquí he notado su ausencia, pudiendo haber rellenado secuencias y quizás apaciguado a los detractores, que se hubieran sentido un poquito más identificados.

Veamos a las nuevas cazafantasmas y sus versiones homólogas:
Erin Gilbert - Peter Venkman: Asumimos que es la líder del grupo. La gran diferencia con el personaje de Murray, es que no tiene ese humor ácido que le caracterizaba, ni se dedica a molestar a sus compañeras, ni se dedica a ir tras el género opuesto, aunque deja algún guiño sobre el atractivo físico de su recepcionista. Es expulsada de la universidad al salir una publicación suya sobre fantasmas, y parece que su obsesión es demostrar al mundo que tiene razón.

Abby Yates - Ray Stanz: Amiga de la protagonista y coautora del libro.  Al igual que Aykroyd es la optimista del grupo y la que más motivada parece estar a sacar las cosas adelante.

Patty Tolan – Winston Zeddemore: Ambos son personajes que no son científicos, pero su interés hace que los demás los acepten en el grupo. No deja de ser algo de estereotipo del afroamericano, que habla a gritos y es dura, ella misma lo deja claro: "Vosotras sabéis de ciencia, yo conozco Nueva York".

Jillian Holtzman – Egon Spengler: Por eliminación, la equiparo a Egon, aunque no son para nada parecidos. Jill parece ser la ingeniera del grupo, quien crea las armas, en un estilo totalmente contrario al infalible y metódico Egon, siendo todo lo contrario en cuanto a su personalidad, extrovertida y quizás por calificarla de algún modo, follonera (no violenta, ojo).

Kevin – Janine Meltniz: Pues el guapo y tonto recepcionista, que tampoco se parece a su homóloga. Aunque Janine parecía tener desidia o vivir aburrida, pero cumplía con su trabajo. Kevin hace de incompetente total. Creo que podrían haberle sacado más jugo a un personaje así, pero tendremos que quedarnos con lo que hay.

La conclusión es obvia, habría que evitar juzgarla por sus predecesoras (y lo digo yo, que lo hago casi en el 90% de la reseña o más). Tengo claro que no deja de ser un tributo (o quizás un intento de exprimir una franquicia que vendió mucho, a saber) por lo que no me ha parecido un horror de película. Las historias que se pueden leer de que con solo ver el trailer ha tenido la peor aceptación de la historia, no me parecen justas, como digo al principio, podría haber sido mejor en muchos niveles, pero intentando ser objetivo con ella, no creo que merezca críticas exageradas. Ahora que las películas de ficción están poniendo de moda el meter chistes por todos lados, me ha sorprendido el que aquí no se vea esa tónica, pero quizás hayan intentado no banalizar y darnos algo "creíble".

Entonces, si vais con prejuicios, tengo claro que la odiaréis, pero si queréis darle una oportunidad, no creo que sea peor que mucho de lo que hay en cartelera hoy en día, yo la he disfrutado, así que cualquiera puede... y si no, ya sabéis... ¿A quién vais a llamar?

Por cierto, quizás mucha gente lo haga ya por costumbre, pero quizás deberíais quedaros hasta el final de los créditos...

Ya sabéis, mejor esperad a leer ésto una vez vista la película, no me hago responsable de la lectura, que para eso pongo aviso en mayúsculas...

ÁREA SPOILERS (estáis avisados):
Veamos, ¿qué cosas pueden gustar a los que vieron las pelis en su juventud? Cameos, cameos por todos lados... A destacar que el equipo completo aparece en la película, salvo obviamente Harold Ramis, desempeñando pequeños papeles de escasa duración.

Bill Murray: Interpreta a un desenmascarador de fraudes.

Dan Aykroyd: Aparece como taxista, y suelta una bonita frase: "No temo a ningún fantasma" Que en inglés tiene más gracia, al ser parte de la canción "I ain't afraid of no ghosts".

Annie Potts: Quizás diréis... ¿y ésta quién es? Pues nuestra querida secretaria Janine, que aquí hace de recepcionista de hotel.

Ernie Hudson: Interpreta al tío de Patty, propietario de una funeraria.

Sigorney Weaver: Tendréis que tener paciencia para verla, interpretando a la mentora de una de las chicas.

Slimer: Haciendo de sí mismo... Moquete o el moqueador, como prefiráis llamarlo.

Y el muñequito de los Marshmallows, pero algo diferente a como lo recordamos.

Publicar un comentario