viernes, 30 de diciembre de 2016

Mis mejores lecturas de Fantasía en 2016

Estas son mis cinco mejores lecturas de 2016 dentro de la Fantasía. No es un intento de "lo mejor de lo publicado este año", sino de decir lo que más me ha satisfecho a mí de lo que he leído durante estos doce meses ya pasados. Muchos libros magníficos han quedado fuera (Media guerra, de Joe Abercrombie; Elantris y Nacidos de la bruma, de Brandon Sanderson, Sopa de elegidos, de Pablo García Maeso...), ha sido difícil decidir, y ha habido libros que hubiera querido leer y no me dio tiempo, así que estos son los que son:

La corona del pastor.
Una historia del Mundodisco.

Terry Pratchett.

Fantascy. Barcelona, 2016. Título original: Shepherd's Crown. Traducción: Manu Viciano. 350 páginas.

Es difícil ser objetivo ante la tarea de escribir esta reseña. Tras 41 títulos, y con historias todavía por contar que ya nunca serán leídas, el Mundodisco echa el telón, y lo hace saliendo por la puerta grande, con el «final» de las aventuras protagonizadas por Tiffany Dolorido y el resto de «Brujas». Es triste constatar que Pratchett, según palabras de sus colaboradores más cercanos, tenía muchas tramas nuevas en su cabeza listas para ser plasmadas en el papel y hacer las delicias de sus seguidores, es doloroso saber que no habrá relatos nuevos en ese Mundodisco que cada vez se iba abriendo más y más a la modernidad hacia un futuro de cambios muy difíciles de imaginar sin la prodigiosa mente del autor inglés. No cabe sino refugiarse en la lectura y disfrutar de este su último regalo. Una novela póstuma, sí, pero totalmente completa que, a falta de un último pulido quizá —según dicen los que le conocían—, mantiene todas las esencias, virtudes y humor que han hecho tan atractivo el Mundodisco. Una novela repleta de viejos conocidos; de reencuentros y despedidas; de un humor sutil que hace que se lea con una sonrisa perpetua aún en los momentos en que la garganta se cierra y se hace difícil hasta tragar saliva; de sentencias demoledoras y mensajes amables. Pratchett en esencia pura.

Publicar un comentario