sábado, 3 de marzo de 2018

Reseña: Atraco a mano alzada

Atraco a mano alzada.

Lundi / Javier Ara.

Reseña de: FJ Arcos Serrano.

Drakul. 2017. Rústica con solapas. 176 páginas. B/N.

Lundi, el famoso y aclamado dibujante de cómics, dibujó esta obra durante los últimos años de su vida, cuando ya era consciente de su fatal enfermedad. Para no dejar a su hija y a su mujer abandonadas con deudas y sin recursos, se le ocurrió una solución aparentemente descabellada: atracar un banco.

Como ya se sabe por los medios de comunicación y su biografía, el atraco fue un fracaso y Lundi murió en el mismo.

Lo que era desconocido hasta ahora es que Lundi había dibujado este cómic para explicar a su hija Elisa las razones por las que decidió atracar el Banca Privada Internacional. No obstante, la obra manuscrita que recibió Elisa al cumplir la mayoría de edad, estaba inacabada, y el autor en una nota póstuma pedía que Javier Ara, el dibujante que le había servido de negro para arreglar sus dibujos durante años, la terminara.

Dos autores. Dos estilos de dibujo diametralmente opuestos. Una historia de confesión y un trabajo detectivesco al mismo tiempo….Con estos elementos nada puede salir mal.

Es difícil hablar de un cómic que continuamente te está retando para ver cómo te impacta en todos los sentidos, y esto, amigos lectores, sólo está al alcance de muy pocos.

Tengo que decir que no conocía previamente el trabajo de Lundi, ya que no soy muy aficionado a la fantasía heroica, pero lo que aquí me he encontrado es un trabajo soberbio donde nada sobra y donde nos encontramos además un potente catálogo de pistas que me ha mantenido enganchado al cómic hasta su última página.

El autor nos habla directamente a todos nosotros, últimos destinatarios de su intrigante historia (y desafortunado final), en un mensaje repleto de significado y justificación, y que no es otra cosa que la confesión de un hombre al filo del abismo y que ya no tiene nada que perder.

Por mis palabras anteriores queda claro que estamos ante una lectura diferente y muy interesante, a lo que hay que añadir esa fusión entre dos retratos de un mismo hombre, detalle que ya de por sí es uno de los mejores puntos de la obra en cuestión.

En el apartado gráfico tenemos dos estilos muy diferentes entre sí, ya que el de Lundi se sustenta en un dibujo cartoon de línea clara muy visual (en el cual podemos comprobar ciertos defectos gráficos debido a las deficiencias de movilidad que sufría Lundi en sus manos en las fases finales de su enfermedad), mientras que el de Javier Ara es un estilo mucho más realista y oscuro que casa a la perfección con el tono sombrío de la segunda parte del cómic.

Sin lugar a dudas, este Atraco a mano alzada es uno de los cómics más importantes de los últimos años, ofreciendo una original historia que atrapa desde su mismo inicio.
Publicar un comentario