domingo, 21 de noviembre de 2010

Reseña: Green Lantern. Renacimiento

Green Lantern: Renacimiento.

Guión: Geoff Johns.

Dibujo y entintado: Ethan Van Sciver.

Reseña de: Alb Oliver.

Planeta de Agostini. DC comics. Barcelona, 2006. Título original: Green Lantern: Rebirth # 1 – 6 USA .176 páginas. Color.

Aviso que aunque todo lo que voy a comentar ya ha sido publicado, incluso unos años atrás, algunos datos podrían ser considerados “spoiler”.

Para mí Green Lantern siempre ha sido uno de mis personajes favoritos. La idea del personaje me encanta, un tipo al que un anillo (el arma más poderosa del universo) elegía como portador debido a su fuerza de voluntad, y que desde ese momento podía utilizarlo como herramienta para materializar los constructos en los que pensara. Aparte le servía de traductor, le permitía volar, y le protegía tanto en el espacio, como de los ataques de sus enemigos. No se le puede pedir más a un anillo.

El volumen Renacimiento, nos relata el regreso de Hal Jordan, pero tal vez habría que explicar brevemente de dónde y en qué circunstancias vuelve.

Todo empieza con Hal Jordan, piloto de pruebas, mujeriego y vividor, siendo seleccionado por un anillo, pues al morir su dueño éste elige a su nuevo propietario buscando al ser más cercano que no tema enfrentarse al miedo. Tras años de andanzas, Coast City, su ciudad de origen, junto con sus habitantes, es destruida por Mongul, un déspota interplanetario, lo que supuestamente lleva a Hal a la locura. En este periodo, Hal asume la identidad de Parallax, y en Hora Cero, una de las grandes sagas de DC, planea eliminar la realidad para hacer resurgir los mundos que se fusionaron en el anterior crossover, Crisis en Tierras Infinitas, siendo detenido por su mejor amigo, Green Arrow. Tras esto, y habiendo cometido genocidios a lo largo del universo, durante otra gran saga, La noche final, Hal se redime al sacrificarse para derrotar a un enemigo que había apagado el Sol. Finalmente, durante otra gran trama dentro del universo DC, El Día del Juicio, el alma de Hal fue la encargada de unirse al Espectro, el espíritu de la venganza de Dios, en una lucha por recobrar su vida expiando sus pecados.

Desconozco si todo fue planeado desde el principio, pero de una forma u otra, desde su caída, Hal Jordan ha estado involucrado en casi todos los grandes eventos de DC cómics, incluso en el crossover con Marvel, JLA/Vengadores, teniendo un papel estelar al final de dicho evento. Esto nos lleva al cómic que paso a comentar, el cual también tiene que ver con los posteriores eventos de la editorial, La Guerra de los Sinestro Corps, y actualmente con La Noche más Oscura. Si te pones a unir las piezas, puedes ver un gran puzzle en el que han hilado todo de forma que podrías considerar a Hal responsable de todas las sagas recientes.

REBIRTH

Encontramos un cómic que nos devuelve a un héroe, no con las típicas soluciones de “era un clon, un robot, o un gemelo malvado”. Como ya he dicho, el personaje no desapareció sin más, sino que multitud de autores jugaron con él durante mucho tiempo. Geoff Johns consigue dar una explicación lógica a todo lo acontecido, logrando en todo momento dar la sensación de que cualquier cosa que ocurra, va a ser más sorprendente que la anterior. Contamos con la presencia de varios grupos de héroes, como la Liga y la Sociedad de la Justicia, los Green Lantern Corps, y villanos típicos de las primeras historias del personaje, como Sinestro o Mano Negra (ambos con roles importantes en las siguientes sagas), y sin embargo no es un cómic en el que se da el típico intercambio de golpes sin sentido entre personajes, sin abandonar el tono de superhéroes..

Johns comienza el cómic como si de una historia detectivesca se tratara, dando pistas en los sucesos que van sucediéndose, en los que Hal, todavía imbuido por poder del Espectro, parece ser el responsable. Desde que Hal desempeña el rol de vengador divino, varios personajes, como Batman o algunos miembros de la Sociedad de la Justicia, se han mostrado fríos con él, considerándole responsable de los actos que realizó, para poco a poco ir creando una situación final en la que por fin, podemos volver a verle con el uniforme del cuerpo con el que juró luchar contra el mal.

Lo que fue atribuido a locura, ahora es desvelado como algo muy diferente, no la simple excusa que se da en multitud de cómics, sino algo que reelaborado se utiliza posteriormente en los cómics de los Green Lantern Corps, eximiendo así a nuestro héroe de la culpa que sentía.

A lo largo del cómic, se va reflejando la lucha interna que tiene, entre el negarse a cumplir los castigos que le obliga el manto del Espectro, y su lado de Parallax intentando tomar el control. Se nos muestra el lado humano de Hal, lamentándose por todo lo que perdió, incluido su amor, Carol Ferris, mientras vemos como sus antiguos aliados van cercándole. Una vez se dispone a tomarse de manera personal el dar fin a la situación, tenemos una viñeta que resultará recordada, Batman siendo golpeado por Hal al interponerse entre él y lo que considera el momento de dar solución a los problemas que ha sufrido durante todos estos años. Alguno podría preguntarse qué tiene esto de especial, pero seguramente es porque desconocerá un número ya mítico de la Liga de la Justicia de Giffen y DeMatteis, en el que es el caballero oscuro el que tumba de un puñetazo a Guy Gardner, miembro de los Green Lantern Corps y sustituto de Jordan, resultando especialmente cómico ver a Gardner aplaudiéndole a Hal tal acto.

Descubrimos que todo el recelo que Batman ha tenido sobre el retorno de Hal Jordan viene dado porque simplemente no le gustaba, dado que para un héroe cuya fuerza se basa en el miedo que produce en la gente, un hombre sin miedo es algo que le incomoda, algo que nuevamente hace que el interés por este cómic aumente.

A esto se le pueden sumar otras viñetas para el recuerdo, como la presentación “oficial” entre Hal y Kyle Rayner (su más reciente sucesor), o Green Arrow sufriendo dolor al intentar usar un anillo de poder forzando su voluntad.

Con todo esto, Johns no nos trae solo de vuelta a un héroe, sino que hace resurgir el cuerpo de Green Lanterns, dado que es el personaje que mejor refleja los ideales que representan.

Ethan Van Sciver, el encargado de dibujarlo, hace un gran trabajo, encontrando cada viñeta espléndidamente dibujada, y con detalles muy mimados. Por ejemplo esto se puede apreciar en la textura de la piel de Kilowog, un alienígena miembro de los Green Lantern, con rasgos de criatura marina, que pocas veces ha gozado de tanto esmero en ser dibujado. Es de un estilo muy serio, que encaja perfectamente con la sobriedad de la historia, lo que termina convirtiendo el cómic en una lectura muy recomendable.

Ya hay anunciada una película de acción real del personaje, de la que solo se sabe que será estrenada en 2011, por parte de Warner Bros, y con Ryan Reynolds como el gladiador esmeralda. Recientemente se lanzó a la venta, Green Lantern First Flight la película de animación que nos cuenta una versión del origen de Hal Jordan, bastante fiel a la trama de “Amanecer Esmeralda” y de la que posiblemente no se aleje mucho la ansiada película con actores reales. Quienes hayan seguido series de animación como The Batman o Justice League Unlimited, ya habrán podido ver la versión animada de Hal, así como en la película también de animación, DC The New Frontier.

Tanto como si conoces al personaje, o no eres iniciado en el mundo de los Corps, éste sería el cómic indicado para ponerte al día, sin olvidar que la actual La Noche más Oscura puede ganar algo de significado si atiendes a los detalles, y te explican la mayoría de eventos que han ido ocurriendo estos últimos años.

Para finalizar, solo quedaría el juramento del cuerpo,

In brightest day, in blackest night, no evil shall escape my sight, let those who worship evil’s might, beware my power, the light of the Green Lantern”

==

Reseñas relacionadas:

Flash: Renacimiento