viernes, 17 de agosto de 2012

Reseña: Community

Community.

Dan Harmon.

Reseña de: Alb Oliver.

Universal Media Studios y Sony Pictures Televisión. USA, 2009. Título original: Community.

Nos encontramos con una de las comedias menos conocidas y que más fuerte ha impactado debido a su progresivo surrealismo. En mi caso fue empezar a verla sin más, por ver algo, y al cabo de varios capítulos descubrir que estaba totalmente enganchado.

Para situarnos, la acción transcurre en una universidad comunitaria ficticia de Estados Unidos (las de bajo nivel, tanto académico como económico, por lo que nos despedimos del prestigio), Greendale, a la que acuden una serie de personajes a cada cual más estrafalario, ya no solo refiriéndonos a los protagonistas, sino también a los secundarios.

Todo comienza con la creación de un grupo de estudio para la clase de Español (aunque realmente todo era una estratagema de Jeff para acostarse con Brita) juntándose unos caracteres de lo más variado, y dando lugar al inicio de las interrelaciones (por supuesto nada comunes) entre los protagonistas:

Jeff Winger (Joel McHale) - Típico yuppie que lo ha tenido todo y ha sabido cómo conseguirlo. Para empezar, ejerció de abogado sin tener siquiera la licencia, y tras ser delatado acabó en Greendale para obtener su título. Narcisista, manipulador, sigue el todo vale para lograr sus objetivos. Sobra decir que conforme se adapta al grupo, vemos cómo evoluciona en el papel de líder.

Britta Perry (Gillian Jacobs) – Supuesta mujer independiente y hecha a sí misma, que poco a poco descubrimos que lidia con algunas inseguridades. Defensora de los débiles, implicada con las causas sociales, tiene claro el papel de la mujer en el mundo, aunque poco a poco su radicalismo se va disipando.

Abed Nadir (Danny Pudi) – Seguramente el personaje que más atrae de la serie. Abed Es un estudiante de cine que ve la realidad como si fuera una serie de televisión, y debido a ello parece que vive en un mundo aparte, haciendo excentricidades que no dejan de sorprender en ninguna temporada.

Shirley Bennett (Yvette Nicole Brown) – Madre separada que pretende rehacer su vida sacándose una carrera que le permita cumplir su sueño de llevar un negocio. Ultra-religiosa, chismosa, en ocasiones le toca ser la voz moral del grupo, aunque tiene arranques con actitudes que no esperarías en una mujer como ella.

Annie Edison (Alison Brie) – Jovencita de aspecto inocente que no pudo llegar a una universidad seria debido a cierto problema con unas píldoras que utilizó para intentar mejorar su rendimiento académico. Durante el instituto fue la típica estudiante prometedora, pero sus problemas de autoestima truncaron sus sueños.

Troy Barnes (Donald Glover) – Quaterback del instituto, tenia un brillante futuro en los deportes, pero una lesión durante una fiesta (donde intentaba beber cerveza con un embudo haciendo el pino) le negó llegar a las becas universitarias (más adelante descubrimos que había más cosas detrás). Perfecto compañero de Abed dado el carácter infantil de ambos, pasa alguna crisis cuando se descubre que tiene talento innato para reparar cosas, y las facultades laborales de la universidad pretenden que se separe del grupo.

Pierce Hawthorne (Chevy Chase) – Todos conoceremos su participación en el cine cómico, pero en esta serie vuelve a destacar e incluso brillar más que nunca. Encarna a un rico (y viejo) heredero de una empresa de toallitas húmedas, con todos los defectos posibles (homófobo, racista, egocéntrico…) y con algunas muestras de senilidad que logran que si una situación ya es absurda de por sí., se convierta en otra aún más imposible.

A los principales se han de sumar muchos otros, que logran incluso quitarles protagonismo, como el Decano (con cierto parecido a Moby, algo homosexual obesionado con Jeff, usa disfraces ridículos...) el Sr Chang (antiguo profesor de Español, que evoluciona en una locura completamente hilarante) o Patillas de Estrellas (estudiante con aspecto estrafalario y algo adicto a las drogas).

A lo largo de tres temporadas (ya hay firmada una cuarta) la serie ha pegado un salto bastante sensible en su nivel de surrealismo. La primera temporada ya presentaba algunos dejes, pero todo dentro de lo que podríamos considerar relativamente “posible”. Es en la tercera en la que las cosas se les van de las manos y nos encontramos con un nivel de aturdimiento de “¿cómo?” en el que no puedes dejar de esperar para ver el siguiente capítulo y por dónde van a salir.

La mayoría de capítulos están inspirados en los intereses personales de los personajes, ya sean amores, negocios o situaciones familiares, pero acaban centrándose en el concepto de grupo y cómo evoluciona a “familia”, formando en bloque en el que aprenden a convivir con los caracteres opuestos que cada uno pueda ejemplificar.

Al contrario de lo que se pueda esperar de que cada capítulo acabe con una moralina y una lección aprendida, todo puede acabar roto con un nuevo gag.

El tema de la universidad es un tema aparte. Profesores locos, asesinatos, partidas globales de paintball en las que toma parte todo el campus… Llenan los episodios de situaciones límite que responden a homenajes a otros géneros, así como la influencia del cine en Abed hace que aumenten exponencialmente los guiños. Greendale es un campo que de inicio todos desprecian (los personajes ganaron el concurso de diseño de la bandera del campus, y resultó ser un ano), viéndolo como la única salida viable dadas las circunstancias de cada uno, pero poco a poco van a empaparse del orgullo de pertenecer a tan excelente institución.

A partir de esa base, vemos como los personajes “egoístas” van cediendo terreno y empezando a pensar en los demás, mientras que los más retraídos evolucionan y van desarrollando su personalidad, creando un conjunto más o menos homogéneo. Visto desde un punto de vista psicológico, diría que la serie en sí presenta un proceso de maduración.

2 comentarios:

sofia martínez dijo...

He escuchado mucho sobre este programa sobre todo que es considerado como una de las mejores series cómicas y me encantaría verla pero no sé dónde encontrarla, alguien me puede decir?

alb dijo...

Hola Sofía, como sabrás eso de ver series fuera de canales de televisión está mal visto, así que no te voy a decir que yo la he seguido en series.ly o en series pepito por decir algunas :-). Ahora mismo desconozco si la emiten en algún canal, doy por hecho que sí, pues hay temporadas dobladas, pero creo que son en canales de pago. ¡Saludos!