jueves, 14 de julio de 2016

Reseña: Hellblazer: Jamie Delano vol. 2

Hellblazer: Jamie Delano vol. 02 (de 3).

Guión: Jamie Delano / VV.AA.

Dibujo: VV.AA.

Reseña de: Francisco José Arcos Serrano.

ECC Ediciones. Barcelona, 2016. Edición original: Hellblazer núms. 14 a 35 USA. Cartoné. 576 páginas. Color.

ECC continúa la edición integral de Hellblazer, con un tomo que además de recopilar diferentes números en los que Jamie Delano colabora con dibujantes como Mark Buckingham o Sean Phillips, contiene historietas firmadas por autores de la talla de Grant Morrison, David Lloyd, Neil Gaiman y Dave McKean.

Jamie Delano destaca de nuevo en su faceta intimista como guionista a través de una narración en primera persona demostrando un dominio total en esto del noveno arte. El autor nos sumerge sin apenas esfuerzo en la compleja psique de Constantine, la cual no deja de ser un reflejo del clima represivo del gobierno de entonces, mostrando así una sociedad british que recuerda a lo que ya hiciera Alan Moore en su fundamental V de Vendetta.

Dos grandes historias nos encontramos en estas páginas:

Por un lado tenemos La máquina del miedo formada por un total de nueve números donde asistimos a una trama compleja con muchos personajes involucrados, convirtiendo así una sencilla trama de hippies flowerpower en algo terrorífico donde no faltarán demonios ni elementos sobrenaturales.

El otro grueso del tomo está conformado por Hombre de familia donde John Constantine deberá enfrentarse a uno de los mayores asesinos del país, detalle que lo hace todavía más aterrador que cualquier monstruo del Averno. Si cuando cerréis los ojos soñáis con este “Family Man” que no os extrañe, ya que la lectura de esta historia deja huella.

Del resto de historias autoconclusivas merece la pena detenerse en Abrázame, uno de esos cómics (aún conservo mi edición en grapa de Ediciones Zinco) que más veces he leído en mi vida, y que incluye uno de los mejores equipos artísticos que uno pueda imaginar: Neil Gaiman y Dave McKean. Sobra decir que en estas pocas páginas el amigo Gaiman consigue captar la esencia de la serie para confeccionar así un relato emotivo que no deja indiferente a nadie.

El apartado artístico corre a cargo de Mark Buckingham, Sean Phillips, David Lloyd, Richard Piers Rayner, Mike Hoffman, Dean Motter, Ron Tinner y Steve Pugh. Es cierto que el trabajo de algunos de estos dibujantes puede quedar un poco desfasado con el tiempo, pero nada grave que pueda deslucir el resultado final.

Está claro que para algunos lectores esta etapa de Jamie Delano no es la mejor pero lo que es indudable es que volvemos a tener un tomo imprescindible para entender la evolución del personaje en un ámbito concreto como es el de los años 80, lo que no es poco, ya que estamos hablando del autor que sentó las bases de la colección tal y como se conoce hoy en día.
Publicar un comentario