martes, 13 de octubre de 2015

Reseña: Los Invisibles Libros 3 y 4

Los Invisibles Libros 3 y 4 (de 7):
Entropía en el Reino Unido / Infierno en América.

Guión: Grant Morrison.

Dibujo: Phil Jimenez y VVAA.

Reseña de: Francisco José Arcos Serrano.

ECC Ediciones. Barcelona, 2015. Título original: The Invisibles 17 al 25 y The Invisibles vol. 2 núms. 1 a 4 USA. Cartoné. Color. 248 y 112 páginas, respectivamente.

Cierre del primer arco e inauguración del segundo acto de esta ambiciosa obra: un punto de inflexión en la colección que, ya ambientada en los Estados Unidos, relatará los esfuerzos del grupo liderado por King Mob para liberar a la humanidad de la esclavitud inconsciente a la que está sometida.

Los Invisibles sigue siendo el proyecto más personal de Grant Morrison: una ambiciosa obra que rápidamente se diferenció en los años 90 debido a su carácter revolucionario (en todos los aspectos posibles), fuertemente influenciada por el uso de sustancias alucinógenas que dieron al guionista escocés el salto definitivo para adentrarse en esta epopeya que ya es un clásico indiscutible del cómic.
En anteriores entradas ya repasamos los Libros 1: Di que quieres una revolución (reseña aquí) y 2: Apocalipstick (reseña aquí); En la presente repasaremos los números del 17 al 25 y The Invisibles vol. 2 núms. 1 a 4 USA.

En ‘Entropía en el Reino Unido’ asistimos a una encarnizada lucha entre la Conspiración y Mob a través de un juego de torturas psicológicas cuya finalidad es la de llegar a lo más profundo de la mente de este miembro de Los Invisibles .

Lo que no imagina Sir Miles es el encontrarse de bruces con una psique donde reina un héroe con fuerte influencia pop (podríamos hablar sin despeinarnos de un trasunto de James Bond), el cual es el protagonista absoluto de unas absurdas fantasías que no son otra cosa que las barreras psicológicas que ha creado Mob para impedir que entren dentro de su cabeza.

Delirante es también la aparición de "El Rey de todas las lagrimas", un villano que se adentra en una guerra psíquica suprema con Mob, dando como resultado unas páginas realmente alucinantes.

Mientras tanto en el exterior, su equipo se reagrupa y se prepara para poner en libertad a su compañero de armas, terminando todo en un combate en paralelo a cuatro bandas totalmente frenético.

Ya en el segundo arco de la serie (‘Infierno en América’), nos encontramos en Nueva York a Mob ya prácticamente recuperado del secuestro y torturas por parte de sus enemigos, descansando bajo los lujos del multimillonario Mason Lang, un personaje que colabora ocasionalmente con Los Invisibles y que protagoniza diálogos muy psicotrónicos alrededor de ciertas teorías de películas que todos conocemos, y que proporcionarán una carcajada continua en el lector.

Otros personajes nuevos como Jolly Roger aportan el punto extra de aventura y acción de este tomo, convirtiéndose así en el más convencional de todos los aparecidos hasta el momento con una narrativa menos caótica y mucho más lineal que aporta frescura al resultado final.

No podemos olvidar a nuevos villanos como Mister Quimper o la presentación de un sitio tan extravagante como El Salón de las Pesadillas.

En definitiva: Los Invisibles continúa con un Grant Morrison en estado de gracia, mejorando tomo a tomo y ganando, por supuesto, con cada nueva relectura.