martes, 14 de febrero de 2012

Reseña: Buffy Cazavampiros, Temporada 8

Buffy Cazavampiros. Temporada 8.

Joss Whedon / VV.AA.

Reseña de: Alb Oliver.

Norma Editorial. Col. Made in Hell. 8 Volúmenes. Rústica. 160 páginas aprox. por tomo.

Algunos puede que penséis que estoy loco, pues la serie constaba de siete temporadas, y así es, pero también puede que desconozcáis que Joss Whedon dio permiso para continuarla en cómic.

Para los que desconozcáis al personaje y su mundo, se basa en la serie y película homónimas, en las que Buffy Summers, una adolescente de 16 años, resulta ser la elegida, "En cada generación nace una elegida. Ella sola se enfrentará a los vampiros, los demonios y las fuerzas de la oscuridad. Ella es la cazavampiros".

Dotada de habilidades especiales, la cazadora tiene fuerza y resistencia incrementadas, así como sueños premonitorios que la orientan en su lucha. ¿Por qué fue un éxito una franquicia basada en un concepto que hemos visto mil veces? Simple, se añadió un toque de humor. No un humor absurdo sino grandes dosis de sarcasmo (aunque en ocasiones sí rozan el absurdo). Además de ello, se debe resaltar el papel de los secundarios, sus amigos Xander y Willow, Ángel, el vampiro con alma del que se enamora, o Giles, su vigilante. Todos ellos acaban siendo complejos y muy bien desarrollados, por lo que empatizar con ellos es francamente sencillo.

Durante las siete temporadas de televisión, vemos como Buffy va madurando, salvando la ciudad de Sunnydale y al mundo de un apocalipsis diferente por temporada, mientras intenta combinar su vida normal de estudiante con su faceta de cazavampiros.

Para hablar de la octava temporada, es necesario hacer algunos spoilers, pero no os preocupéis porque no hablaré de nada relevante o específico.

Para empezar, tras la destrucción de Sunnydale, cambian los escenarios. Los supervivientes de la serie de televisión se encuentran alrededor del mundo, entrenando a las nuevas cazadoras, que se encuentran divididas en células al estilo militar. Cada uno de ellos implicados en nuevas tramas personales. Muchas cosas han cambiado, y con ello nuevos problemas. Como no podía faltar, en esta temporada vuelve a aparecer un nuevo enemigo sobre el que gira todo, pero contamos con “capítulos” no relacionados, dándole un toque a la serie televisiva. El enemigo en cuestión es Crepúsculo, un encapuchado del que no sabemos nada, salvo que tiene fuerza y vuela, y que parece saber mucho de Buffy.

Crepúsculo está apoyado por el ejército, que como en otros temas reales, ve a las cazadoras como una amenaza a la seguridad, no ya a nivel nacional, sino mundial. No solo han de enfrentarse a esa amenaza que poco a poco les va cercando, sino a otras como amenazas mágicas o una célula de cazadoras rebeldes, que han tomado una isla como su propio paraíso particular.

Por otro lado, y como no podía ser de otra forma, el drama toma gran parte de protagonismo. Las relaciones entre algunos de los personajes parecen haberse dañado a causa de la actual situación y cómo Buffy ha decidido liderar a las cazadoras, por lo que la sombra de la sospecha de traiciones o motivos ocultos es bastante frecuente.

En los cómics se resuelven un par de capítulos de la serie spin-off Ángel se trata del. 5x11 Tocado y del 5x20 la chica en cuestión.

En el primero, Andrew, uno de los genios locos que acabó trabajando para Buffy, les da información para ponerlos al día sobre la localización de varios personajes, que luego descubrimos en el cómic que resulta no ser cierta. El mismo cómic se ocupa de “rectificar” eso aclarando que se debió a que no confiaban en Ángel.

En el segundo, Ángel y otro personaje viajan a Roma por negocios, y aprovechan para ver a Buffy. Es un capítulo cómico en el que recorren toda la ciudad buscándola, cabreados porque han oído que se encuentra sentimentalmente ligada a un viejo rival de Ángel. En la versión cómic descubrimos lo que hay detrás, en una historia bastante trágica.

Otro crossover que encontramos en la octava temporada, es con Fray, la cazadora del futuro, que apareció en su propio cómic, de dos números, y que choca bastante con su antecesora.

Como curiosidad, el cómic se ha encargado de recuperar infinidad de secundarios de la serie, ya sean aliados o enemigos, incluso algunos que se daban por muertos, por lo que no deja de ser interesante el leerlo para poder saber cual fue el destino de cada uno, y cómo acabará la historia de Buffy.

En el apartado gráfico, es donde más decepcionante puede resultar. Se trata de un dibujo poco detallista, por lo que en ocasiones tenemos que fijarnos en el color de las ropas de viñetas anteriores para poder identificar al personaje en las siguientes.

¿Qué ventajas aporta el formato cómic? Joss Whedon puede realizar escenas masivas, como grandes batallas o la aparición de seres gigantes, pero en algunos momentos se le va la imaginación y resultan ridículos, incluso más que algunos de los seres que ya aparecieron en la serie.

Por otro lado, algunas de las tramas siguen completamente el espíritu de una serie que logró enganchar a miles de seguidores por todo el mundo.


Publicar un comentario