lunes, 1 de junio de 2015

Reseña: Daredevil (serie de TV)

Daredevil (la serie de TV).

Drew Goddard.

Reseña de: Alb Oliver.

Netflix. ABC Studios / DeKnight Productions / Goddard Textiles / Marvel Entertainment / The Walt Disney Company. USA, 2015. Título original: Daredevil (TV series).

Adaptación a la pequeña pantalla del personaje de Marvel que no hace mucho tuvo su versión cinematográfica, encarnado por Ben Affleck. Nunca he sido seguidor del personaje, apenas lo he visto en cruces de colecciones, por lo que si alguien con más base encuentra alguna opinión contraria, queda invitado a compartirla.

Nos encontramos ante otra avanzadilla de Marvel, supuestamente integrada en el mismo universo de su "Agents of SHIELD". Para poner en antecedentes a los que no conocen al personaje, se trata del abogado Matt Murdock, quien tras sufrir de pequeño el accidente que le hizo perder la vista, vio potenciados el resto de sus sentidos, desarrollando una especie de sónar que le permitió suplir su ceguera.

Esta temporada veremos los comienzos del héroe como vigilante, aprendiendo de sus errores y desarrollando su "identidad". Realmente me ha recordado a la saga de "Ultimate Daredevil" tanto por la apariencia elegida como por el rango de edad de Matt y los flashbacks referidos a cómo se desarrolló su infancia. En este aspecto, parece que hay licencia, pues tras la muerte de su padre, fue ingresado en un orfanato, mientras (si no estoy muy confundido) en la versión en cómic nunca fue internado en uno.

Entonces si esperamos una serie en la que veamos al hombre sin miedo enfundado en su traje rojo... Tendréis que esperar un poco. En ese aspecto, es muy similar al Año 1 de Batman, en el que el héroe comienza su lucha con ropas oscuras para ocultar su identidad, hasta dar el salto a desarrollar la indumentaria que conocemos.

En la serie podemos encontrar a varios de sus secundarios recurrentes, más o menos bien adaptados en cuanto a la imagen que nos dan los cómics e igualmente en carácter, por lo que podéis ver a un Foggy Nelson compartiendo despacho, o a una Karen Page rondando a nuestros amigos.

El gran enemigo... Pues no podría ser otro que Wilson Fisk, al que en el primer arco argumental llegaremos a conocer y comprender, iniciando su proyecto de un Hell's Kitchen mejor. He notado algunas similitudes entre éste personaje y el de Malcolm Merlin de Arrow, saliendo del estereotipado malvado de cómic, a un intento de humanizar al villano, dándole más trasfondo del que por lo menos yo he llegado a ver como lector.

El Kingpin que yo conocí, era ya un veterano, decidido y calculador, mientras que aquí, parece que está empezando a crear su reputación, y en ocasiones lo llego a encontrar dubitativo. Sea no la intención, creo que ese aspecto hace que pueda llegar a empatizar con la audiencia. En esta primera temporada, veremos cómo conoce a su amor, Vanessa, la que conocemos por ser su esposa.

Pasando a la estética, visualmente es muy agradable, se da una visión oscura de New York, que reafirma que Hell's Kitchen es un lugar peligroso, en el que pasear por un callejón a determinadas horas, no es recomendable.
Las coreografías de lucha, muy logradas, quizás podamos echar de menos alguna pirueta más, o verlo descolgado entre rascacielos, pero eso nos da un héroe más mundano, sin superpoderes visibles.

¿Crítica quizás exagerada? La interpretación de Charlie Cox como el Matt abogado, no me ha producido la sensación de ser ciego... Sí, lleva gafas oscuras, sí, lleva bastón... Pero no llego a creérmelo, parece demasiado centrado cuando debería simular la invidencia. Quizás pido mucho, pero no me lo llego a creer.

En cuanto a la trama, pues obtenemos una temporada de presentación del personaje muy adecuada, con una lucha por el poder entre un consorcio, que proporciona la corrupción contra la que suele luchar el héroe. Yo he llegado a echar de menos más escenas en los tribunales, que hicieran de nexo con la labor heroica, pero la inclusión de Ben Urich al elenco de secundarios sigue ofreciéndonos información sobre la podredumbre de la ciudad.

Me resulta imposible no hacer una comparativa con la otra serie de moda de un vigilante sin poderes, que es Arrow, y en el caso que nos ocupa, me parece más sobria y con los pies en el suelo, a la espera de que una segunda temporada se pueda "marvelizar" y empecemos a ver poderes tras cada esquina. Mientras tanto supongo que quien la vea va a poder disfrutar con lo que ofrece hasta el momento.

Cómo no, no puedo acabar sin mencionar uno de los guiños que más fácilmente se pueden reconocer, cuando en una conversación, Foggy pregunta a Matt "¿Qué fue de aquella chica griega con la que salías en la universidad?" Creo que un buen aliciente para ver si en próximas temporadas, dicha novia reaparece...
Publicar un comentario