martes, 16 de junio de 2015

Reseña: Los Invisibles Libro 2. Apocalipstick

Los Invisibles Libro 2 (de 7).

Apocalipstick.

Guión: Grant Morrison.

Dibujo: Jill Thompson / Chris Weston / John Ridgway / Steve Parkhouse / Paul Johnson.

Reseña de: Francisco José Arcos Serrano.

ECC ediciones. Barcelona. 2015. 208 páginas, cartoné, color. Contiene: The Invisibles vol.1 núms. 9 a 16.

Con las fuerzas mermadas tras viajar psíquicamente a la Revolución Francesa y padecer las atenciones del demonio sin rostro Orlando, la célula de Los Invisibles liderada por King Mob afronta el ataque de los temibles Mirmidones. Mientras el grupo revolucionario sigue combatiendo la conspiración extradimensional, entra en escena el maestro vudú Jim Crow y se revela el origen de Lord Fanny, chamán travesti heredera del poder y el conocimiento de todo un linaje de hechiceras.


Continuamos repasando una de las series más ambiciosas de Grant Morrison y en este caso nos detenemos en su segundo tomo, ‘Apocalipstick’ (el cual recoge los números 9 al 16), iniciándose el mismo justo donde lo dejamos en el tomo anterior, donde predomina por encima de todo la acción después del viaje temporal que ha situado a nuestros protagonistas en el Molino; este número queda algo “huérfano” para empezar este segundo tomo, con lo que hubiera quedado mucho mejor incluirlo en el anterior para dar cierta uniformidad al asunto, pero bueno, así no queda del todo mal.
 
Tras este número empezamos con historias auto-conclusivas que sirven para conocer un poco mejor a algunos de los secundarios (villanos en su mayor parte) de esta serie (tres historias para tres dibujantes diferentes: John Ridgeway, Steve Parkhouse y Paul Johnson) ofreciendo así  el guionista un fresco repleto de vudú, magia negra y seres de otro mundo que hará las delicias de cualquier lector/fan de Morrison.

Si esto os parece poca cosa adentraros en la historia de Lord Fanny (dividida en cuatro partes) donde nuestra mente estará al borde del cortocircuito debido al cóctel molotov donde no falta prácticamente de nada: demonios en la cultura maya, espíritus, muertos, felaciones, travestismo y tiras de periódico (WTF?!!) partiendo todo ello de una narrativa compleja y densa que puede desanimar al lector medio que no esté demasiado acostumbrado a enmarañarse en historias de corte psicodélico.

A pesar de este escollo (inicial), Los Invisibles acaba enganchando cosa mala gracias al gran bagaje de Morrison como guionista, ofreciendo siempre ideas transgresoras y atractivas que dejan con ganas de más.

Tras la lectura de este ‘Apocalipstick’ queda constancia de que Grant Morrison se lo pasa bomba (¿quizás con ayuda de alguna droga?) en estas páginas jugando al espacio/tiempo como le da la gana y dejando siempre con la miel en los labios al no responder a muchas de las cuestiones que se van planteando por aquí.

Así es Morrison: un guionista al que se le va la olla cosa mala, pero Genio al fin y al cabo, ¿no?.
Publicar un comentario